África No es un país
Coordinado por Lola Huete Machado

Sesiones de fisioterapia para aliviar a los niños de Tigray

Una ONG española busca financiación para asistir a menores con problemas de movilidad y parálisis en esta región de Etiopía, que se encuentra hoy en pleno conflicto

Niños que regresan de clase en Wukro, Etiopía.
Niños que regresan de clase en Wukro, Etiopía.v.sanchis

La actividad no puede detenerse por el cierre de fronteras, porque el músculo se atrofiaría. La solidaridad salta obstáculos con creatividad. Los puentes siguen tendiéndose, incluso para sortear los vados infectos de la guerra. Estas podrían ser las máximas del grupo de entusiastas deportistas y fisioterapeutas que se reúnen en torno a Holystic ProÁfrica, una ONG española que desarrolla sus proyectos de fisioterapia pediátrica y deporte como herramienta de integración social en Tigray, Etiopía, una zona en pleno conflicto desde hace un año y, en consecuencia, padece la gran dificultad de la entrada de ayuda.

Así las cosas, Pablo Llanes –el fundador de la ONG– y sus colaboradores se quedaron, temporalmente, sin su nexo habitual sobre el terreno, que es el misionero Ángel Olaran, quien hasta el año pasado residía cerca de la capital de Tigray, Wukro, desde hacía casi tres décadas. Y mientras Olaran intenta volver a la que considera su casa, la gente de Holystic Proáfrica idea maneras de seguir accediendo a la población de esa castigada región en el norte de Etiopía, al menos con ayuda a la distancia. Esta es la razón por la que acaban de lanzar una campaña para recaudar fondos que arrancó, en julio, con la participación de un singular equipo de la ONG en la carrera ciclista Madrid-Lisboa. Lo integraban algunos miembros de la asociación y el deportista Álex Roca, con una discapacidad motriz del 76%, que supera obstáculos cada día de esta vida en la que le tocó nacer con parálisis cerebral.

Allí, en Tigray, cuando una familia tiene un niño con discapacidad, el marido se va y la sociedad lo ve como algo normal porque ha nacido un niño que es raro

Salvada la exigente prueba deportiva y con la producción del compañero de tándem de Álex Roca, Miguel Silvestre, elaboró un reportaje audiovisual, en el que explican la misión que se han propuesto en Tigray, mientras celebran cada etapa pedaleada de la carrera Madrid-Lisboa. El primer paso es el título de la pieza que la ONG muestra, en estos días, en sesiones presenciales y que también puede verse online, como parte de su campaña para el envío de sostén a la población etíope.

“Allí, en Tigray, cuando una familia tiene un niño con discapacidad, el marido se va y la sociedad lo ve como algo normal porque ha nacido un niño que es raro. Así que todo nuestro afán ha sido ayudar a estas familias, darles soluciones”, explicó Llanes en la presentación del reportaje audiovisual. Por su parte, en el mismo acto, Silvestre comentó el valor del empeño y cómo se complementan con al atleta Álex Roca, en pruebas tan duras como la Titan Desert de 2019 (mountain bike por las dunas del Sáhara): “Álex fue la primera persona con discapacidad o parálisis cerebral que conseguía terminar una Titan Desert”.

En el reportaje, Llanes aclara las razones por las que la difusión de la fisioterapia es vital para poblaciones tan empobrecidas, en las que las condiciones del embarazo y el parto acrecientan las posibilidades de anoxia (falta de oxígeno en sangre) y sufrimiento fetal, que pueden llevar a la parálisis cerebral y a problemas motrices de por vida: “Esto les hace sentirse útiles, más fuertes, más independientes”.

Lejos de ser una actividad reservada a quien tiene todo en la vida resuelto, la fisioterapia pediátrica es, según estos especialistas, “dar habilidades, dar independencia y cariño”. De ahí que a su misión en Tigray para mitigar los efectos que esas parálisis han tenido en la vida de cientos de niños, a través del entrenamiento y de la enseñanza de una serie de ejercicios, ahora se agregue la intención de trabajar codo a codo con las matronas, para que ellas aprendan a detectar el sufrimiento fetal e intenten detenerlo antes de que cause estragos en el futuro bebé por nacer.

Por ahora, la ONG Holystic ProÁfrica se encuentra en un compás de espera, procurando mandar ayuda desde España a Etiopía, y rogando que la insensatez de la guerra termine pronto, para volver a Tigray, a entrenar con los nuevos deportistas que de allí saldrán.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS