Las mujeres de Blantyre (I/IV)

La batalla de las mujeres de Blantyre contra el cáncer más mortal

El cáncer de cuello uterino es fácilmente prevenible con vacunación y controles rutinarios. Cuando existen. Pero en Malaui se ha convertido en un problema de salud pública: allí 3.600 mujeres enferman al año y el 70% de ellas muere. Una historia documental de Médicos Sin Fronteras en cuatro capítulos

En la imagen, Elida Howa, superviviente al cáncer de cuello de útero, una enfermedad con una incidencia muy alta en su país, Malawi. En vídeo, el primer episodio de Las Mujeres de Blantyre. MSF

Para muchas personas hay un antes y un después del día en que te diagnostican cáncer. En el caso de Ennerti, el anuncio de que tenía cáncer de cuello uterino supuso un auténtico terremoto: no solo en lo que respecta a la salud, sino también en cuanto a su capacidad para trabajar y a su vida familiar. Y lo hizo de una manera que ella nunca habría imaginado. “Primero, tuve que dejar de trabajar debido a la enfermedad. Sentía demasiado dolor”, susurra Ennerti, con un hilo de voz apenas audible. “Al quedarme sin trabajo, perdí toda capacidad de generar ingresos. Y entonces, mi esposo me dejó. Al parecer no veía sentido a quedarse al lado de alguien que muy probablemente moriría pronto”.

Más información

Hasta ese momento, Ennerti Williams, de 51 años, había vivido toda su vida en Lilongwe, la capital de Malawi, un pequeño país encajado entre vecinos más grandes del sur de África. En 2018, se convirtió en una de las más de 3.600 mujeres malauíes que enferman de cáncer de cuello uterino cada año. Dos tercios de ellas terminan muriendo a causa de la enfermedad, el tipo de cáncer más común entre la población femenina del país. Es un número altísimo, sobre todo teniendo en cuenta que se podría prevenir fácilmente a través de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH).

En este primer episodio del documental Las mujeres de Blantyre, de Médicos Sin Fronteras, otras afectadas cuentan a la cámara cómo ha sido su experiencia luchando contra el cáncer de cuello de útero desde distintos frentes. Flora Chiguduli supo que lo padecía en 2019; Elida Howa estuvo muchos meses encontrándose mal hasta ser diagnosticada y hoy reconoce que es una enfermedad durísima. “Si sientes molestias debes hacerte la prueba lo antes posible”, avisa. Por otra parte, enfermeras como Winnie Sahti Nlema explican cómo su trabajo también consiste en aportar información veraz a sus pacientes y desterrar falsas creencias, como esa de que para hacer la prueba de cáncer hay que extraer el útero.

En el próximo episodio, explicamos las razones del elevado número de afectadas en Malawi.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Más información

Lo más visto en...

Top 50