_
_
_
_
_
Cartas a la Directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Precariedad con carácter retroactivo

Los lectores escriben sobre la posibilidad de cotizar por los años de becario previo pago, la exigencia a los deportistas, las protestas por la situación en Gaza y el discurso de Díaz Ayuso contra estas mismas manifestaciones

sesion control
La ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, durante una intervención en el Senado.Kiko Huesca (EFE)

Una reciente orden ministerial posibilita a los trabajadores incluir en su tiempo cotizado los años en que ejercieron como becarios, con un máximo de cinco y con la condición de pagarse ellos mismos las cotizaciones, a razón de 290 euros mensuales. Una vez más, se penaliza a los becarios, usados tanto por las empresas como por los organismos públicos para ahorrarse contratar personal propio. Es muy importante y útil tanto para las entidades (búsqueda de futuros trabajadores/investigadores) como para los estudiantes (adquirir experiencia profesional) que haya becarios, pero ni debe ser de cualquier forma ni se debe penalizar a quienes fueron becarios en el pasado si quieren reconocer su cotización. Se han de aprobar fórmulas menos gravosas.

Carlos Manterola Mata. Mataporquera (Cantabria)

Futbolistas en peligro de extinción

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Conforme pasan las temporadas, los clubes de fútbol y sus jugadores van sumando partidos y competiciones. Los fines de semana se juega la Liga, que supone 38 partidos para cada club, y entre semana, las competiciones europeas. En total, la cantidad de duelos puede superar los 50, una cifra abismal si se piensa que los equipos profesionales entrenan todos los días. El resultado son lesiones, la peor pesadilla para un deportista. Estas últimas campañas hemos visto un aumento exponencial en las lesiones de jugadores de élite, lo que nos causa mucha pesadumbre a los amantes de este deporte y dudas sobre si debería de plantearse la reducción de partidos por el bien de los jugadores.

David Pardo Rodríguez. Valencia

Miedos ante las protestas

Algunos seres humanos protestan. Se ubican en lugares incómodos y proclaman y cantan y lloran. Es extremadamente molesto y potencialmente peligroso. Aunque no lo digan, hablan de balas, de hambre, de enfermedad, de bombas, de muerte. Eso provoca dos miedos: el miedo de quien está debajo de los proyectiles y la devastación, que es colateral y forma parte de un conflicto; y el miedo central, el importante, el que tienen algunos dirigentes de países importantes: el miedo a tener que enfrentarse a las protestas.

Alejandro Martínez Díaz. Ciudad Real

Deshumanización

Me indigna el discurso de Isabel Díaz Ayuso sobre lo que denomina “la cuestión de Israel”. Es manipulador, por establecer paralelismos entre el nazismo y las protestas en los campus; sesgado, por referirse solo al terrorismo de Hamás; engañoso, por afirmar que reconocer el Estado palestino supone “premiar por matar”; incoherente, porque el PP es el que suele privatizar espacios públicos para hacer política; desatinado por nombrar a Einstein, quien vituperó la masacre de Deir Yassin. Es un discurso simplista y falaz por reducirlo a una cuestión de izquierdas y derechas. Señora Ayuso, olvide su polarizada visión del mundo y abra los ojos ante esta clamorosa crisis humana.

Mónica Esteve Sanz. Madrid

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_