Cartas a la Directora
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Barreras para personas de segunda

Los lectores escriben sobre las dificultades que tienen para desplazarse en el entorno urbano las personas con discapacidad física, las protestas en Francia contra la reforma de las pensiones, los bulos sobre incendios, y sobre la ley de eutanasia

Una persona con discapacidad frente a una escalera.
Una persona con discapacidad frente a una escalera.D-Keine (Getty Images)

En el último mes me he fijado en todas las barreras arquitectónicas con las que chocamos en nuestras calles que, si no tenemos ninguna discapacidad física, pasan desapercibidas. La rutina nos consume y no nos detenemos a pensar en lo que tenemos delante. Me gustaría que hiciéramos una reflexión con los siguientes ejemplos: ¿Os habéis montado alguna vez en un ascensor casi sin espacio? Pues parémonos a pensar si en ese ascensor entraría una silla de ruedas. ¿Alguna vez habéis tenido problemas para tirar la basura en el contenedor? Algunas tapas son altas y pesadas y otras tienen durísimos pedales. Parémonos a pensar en alguien que mide 1,20 metros o en quien no puede levantarse de su silla de ruedas. ¿Alguna vez os ha costado entender cómo sacar un billete de metro? Parémonos a pensar en una persona ciega. Algunas máquinas aparecen en braille, pero no todas. Sí, sigue habiendo personas de primera y de segunda. Quizás poniéndonos en su lugar, logremos acabar con esas barreras.

Uxue Ruiz Jiménez. Sestao (Bizkaia)

Francia reivindica

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Francia está que arde desde que su presidente, Emmanuel Macron ha optado por aplicar el artículo 49.3 de la Constitución para hacer pasar su reforma de las pensiones. Pese a la legalidad del recurso a un decreto, el ataque a las instituciones democráticas es flagrante. Lo bueno es que si en algo han destacado los franceses históricamente es en su capacidad de reivindicación. Desde luego, España tiene mucho que envidiarles. ¿Qué hacemos nosotros cuando nos prometen productos básicos sin IVA y resulta que luego estos están más caros? ¿O cuando se modifica el Código Penal con poco rigor jurídico? Sin una ciudadanía exigente no existen instituciones capacitadas para garantizar el Estado del bienestar, que está ahora más amenazado que nunca.

Tomás Espuny Carreño. Barcelona

Incendios y bulos

Éramos varios los padres en el parque hablando del incendio en Teruel. De cómo en marzo ya contamos por miles las hectáreas calcinadas. El giro no lo supe ver venir. De repente, la culpa era de los ecologistas y su manía de mantener los ecosistemas impolutos. Sonaba raro, pero nadie lo desmintió. Lo busqué nada más llegar a casa: la literatura en internet era variada, pero las primeras entradas deslizaban cómo los incendios que arrasaron Castilla y León el último verano habían sido cosa del “ecologismo extremo”. El bulo lo había propagado el Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco en 2022 y en la actualidad ha sido imposible sofocarlo.

David A. García Martín. Madrid

Eutanasia

Hace unos días conocíamos la posición del Tribunal Constitucional sobre la ley de eutanasia. Una propuesta moral es compartida por todos: no existe el derecho a la vida, sino el derecho a la vida digna de ser vivida. Y este derecho no se puede aislar y jerarquizar sobre los que sufren un padecimiento incurable, feroz y crónico. Sin dignidad, no hay vida. Hoy, la sociedad española tiene a su disposición condiciones de posibilidad para dar una respuesta autónoma y responsable a esta terrible situación. A partir de ahora todos estamos un poco más vivos.

Celia Mediavilla Menéndez. Los Corrales de Buelna (Cantabria)


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS