Columna
i

Cuatro apuntes sobre una crisis democrática

Nos cuesta alcanzar acuerdos o afrontar problemas inmediatos, y por una combinación de guerra simbólica, cinismo epistemológico y ansia de poder debilitamos las normas e instituciones comunes

Diputados de la oposición protestan para rechazar la tramitación de conocida como 'Ley Celaá' durante una sesión plenaria en el Congreso.
Diputados de la oposición protestan para rechazar la tramitación de conocida como 'Ley Celaá' durante una sesión plenaria en el Congreso.Congreso de los Diputados / Europa Press

La democracia es un mecanismo para resolver nuestras diferencias: no soluciona los problemas sino que es un instrumento para gestionarlos. Exige ajustes y revisiones. Acepta el hecho del pluralismo y el conflicto: la democracia liberal busca una forma de canalizar el desacuerdo. Para ello hay unas normas explícitas y otras tácitas: ambas son decisivas, y las implícitas pueden ser más difíciles de reconstruir. Parece que cada vez con más frecuencia no discutimos del contenido sino de las propias reglas del juego. ...

Lo más visto en...

Top 50