Columna
i

Yo soy profesor, profesor profesor

Que los chicos vayan a clase es una prioridad nacional, me temo que hasta por encima de las necesidades de bares, hoteleros y agencias turísticas, aunque si uno escucha los informativos no lo parezca

Una profesora de secundaria del I.E.S. Maestro Padilla de Almería corrige los exámenes de recuperación de septiembre.
Una profesora de secundaria del I.E.S. Maestro Padilla de Almería corrige los exámenes de recuperación de septiembre.Carlos Barba / EFE

No corren buenos tiempos para los profesores. En el tira y afloja por los comienzos del curso, su voz no ha sido la mejor escuchada. Pareciera que los protocolos de separación, ventilación, entrada y salida, desinfectación de material, estampado del felpudo y demás aspectos de intendencia se hayan comido la más importante de todas las lagunas, la de la enseñanza misma. El continente se ha impuesto sobre el contenido. Puede que la humillación que corona el pastel de desatinos haya llegado con las colas infames para el análisis que se produjeron en Madrid la semana pasada. Había que frotarse los...

Lo más visto en...

Top 50