Columna
i

La lujuria

Sea cual sea la opinión de los lectores al respecto, creo que convendrán conmigo en que a los pecados les pasa como a los delitos: que no se heredan

El Rey Felipe VI  junto a su padre Juan Carlos I y la Princesa Leonor en Palma de Mallorca, en abril de 2018.
El Rey Felipe VI junto a su padre Juan Carlos I y la Princesa Leonor en Palma de Mallorca, en abril de 2018.JAIME REINA / AFP

La palabra lujuria procede del latín luxus y posee el significado conocido del placer carnal tenido por pecado, pero alberga también un segundo significado menos común y muy poco empleado: lujuria es en español el exceso y la opulencia. Nuestros antepasados tenían tan poco que escrituraban hasta las sillas y los paños, posiblemente la única demasía que podían permitirse era la que solo dependía de echar el pestillo y disfrutar con el cuerpo propio o ajeno. Por eso, en la Edad Media la palabra lujuria quedó reducida a su primer significado reprendido como pecado: la lascivia, condenada p...

Lo más visto en...

Top 50