Columna
i

Alejina

Isabel Díaz Ayuso debe abandonar el poder por dignidad. La suya, si es que le queda alguna, y la de todos los madrileños

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el pasado 25 de junio en la Asamblea de Madrid.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el pasado 25 de junio en la Asamblea de Madrid.FERNANDO VILLAR / EFE

Isabel Díaz Ayuso no puede seguir presidiendo la Comunidad de Madrid ni un solo día más. Los resultados electorales, los apoyos puntuales, la habilidad para acordar, no tienen nada que ver con la imposibilidad de su permanencia. Cuando se declaró la pandemia, el desconcierto, la impotencia y la improvisación se convirtieron en el capital común de todos los gobernantes de este país. La situación era desastrosa para cualquiera, pero ella optó por preservar el legado de su partido y su porvenir político por encima de todas las cosas, vidas incluidas. Reconocer que la sanidad pública madrileña no ...

Lo más visto en...

Top 50