Tribuna
i

Ha llegado la hora de la condena internacional

La situación es explosiva y la democracia brasileña se encuentra al borde del abismo. Esta vez nadie podrá darse por sorprendido

Antoine Acker|Maud Chirio|Olivier Compagnon|Juliette Dumont|Anaïs Fléchet
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el pasado viernes.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el pasado viernes.Joédson Alves / EFE

Habiendo batido el récord del mayor número de muertes diarias por la covid-19, Brasil vuelve tristemente a ser el centro de la atención mediática. Las noticias de este drama sanitario, que afecta mayoritariamente a los más pobres, suelen acompañarse con análisis breves sobre el aislamiento y la radicalización del presidente. Pero esta descripción no se atiene a lo esencial: más que fragilizado, Jair Bolsonaro se está dirigiendo sin que nada lo impida hacia la posible instauración de un régimen autoritario. Gracias al apoyo mayoritario del Estado mayor, de una base política fanatizada y de los ...

Lo más visto en...

Top 50