Tribuna
i

Una gran revolución cultural y económica

Abordar seriamente la cuestión ecológica significa tocar los poderes que defienden el libre mercado

Trabajadoras de una empresa de ropa infantil fabrican mascarillas en Bogotá.
Trabajadoras de una empresa de ropa infantil fabrican mascarillas en Bogotá.Carlos Ortega / EFE

No creo que se haya hablado tanto de la Unión Europea como desde que apareció el coronavirus. Hasta el punto de que MEDE, BCE, BEI, SURE y otros muchos acrónimos se han vuelto de uso común y la cuestión ha sido si esta Europa nos conviene o no, y cómo y cuándo. Solo hay un proyecto europeo que nadie se atreve a atacar, aunque tampoco a defender: el Green New Deal. Y esto porque todos están de acuerdo en la necesidad de lidiar con el problema ecológico, excepto cuando se trata de entrar en detalles sobre lo que debería hacerse para salvar la Tierra. Al llegar a ese punto, preferimos quedarnos e...

Lo más visto en...

Top 50