Columna
i

Viejos hábitos

La ilegal intromisión en la vida de las personas por parte de los servicios de espionaje y contraespionaje militar de Colombia ha sido recurrente desde los años en que los jefes guerrilleros arengaban a los campesinos

Una mujer observa este lunes a un efectivo de la Policía Militar del Ejército Nacional de Colombia.
Una mujer observa este lunes a un efectivo de la Policía Militar del Ejército Nacional de Colombia.Mauricio Dueñas Castañeda / EFE

Los servicios de espionaje y contraespionaje militar de Colombia no nacieron para defender los derechos humanos y combatir las amenazas contra la convivencia democrática, la seguridad y la defensa nacional. Fueron creados para perseguir comunistas cuando la violencia del bipartidismo conservador y liberal se transformó en violencia subversiva y la revolución de Fidel Castro intervino en la confrontación ideológica entre EE UU y la Unión Soviética. Los mandos de la trama que ha espiado ilegalmente a políticos, periodistas, sindicalistas y ONG son legatarios de la cultura del atropello estableci...

Lo más visto en...

Top 50