‘Los hermanos también curan’: la nueva campaña de Juegaterapia honra el papel de la familia en el tratamiento del cáncer infantil

El vídeo está protagonizado por seis parejas de niños y niñas entre 3 y 18 años. Cada una de las historias es diferente, pero todas convergen en la fuerte unión que hay entre ellos

'Los hermanos también curan' es la nueva campaña de Juegaterapia.

“Si pudiera pedir un deseo sería que mi hermano se curara”. Esta es una de las frases que se escuchan en la campaña lanzada este martes por la Fundación Juegaterapia, titulada Los hermanos también curan. Con la iniciativa, la organización solidaria pretende ensalzar la importancia de la familia y que esta permanezca junta en la lucha contra el cáncer infantil. Seis parejas de hermanos, en el que uno de los dos padece cáncer, son los protagonistas de un vídeo de un minuto de duración, en el que se entrelazan las historias; los deseos y los agradecimientos.

“Mi persona favorita es mi hermana”; “Lo mejor de mi hermana es que está siempre apoyándome”; “Juega conmigo a un juego secreto que tenemos”; o “Me gusta mucho ir a la playa con mi hermano y jugar a hacer colas de sirena con las olas”, son algunas de las frases que se expresan con amor los unos a los otros. María y Jorge, Corina y Max, Icíar y Gonzalo, Diego y Alba, María y Lucía y Sofía y Marta son los protagonistas de la campaña, que se compartirá en sus redes sociales, como Twitter o Facebook.

Cada una de las historias es diferente, pero todas ellas convergen en la complicidad que hay entre ellos. Con edades comprendidas entre los 3 y los 18 años, las seis parejas han pasado por distintas situaciones como diagnósticos tardíos, duros tratamientos, largas estancias en el hospital e, incluso, pérdidas familiares importantes. Situaciones que, muy lejos de separarlos, les han unido más.

La Fundación Juegaterapia explica en un comunicado que “los hermanos son un gran sostén y apoyo en la vida, mucho más si la familia pasa por un proceso complicado como es una enfermedad grave. Su cariño, su empatía y su complicidad son la mejor de las medicinas para ese peque enfermo que no puede salir del hospital”. El objetivo de la campaña es rendirles homenaje por medio de diferentes acciones para que se sientan acompañados. “La labor de los hermanos es insuperable. Aprenden a dar un paso atrás y ceden toda la atención que cualquier niño necesita. Todos ellos coinciden en que su mayor deseo es que sus hermanos se recuperen”, explica en el texto Mónica Esteban, presidenta y fundadora de la Fundación Juegaterapia.

Pilar Herreros López, jefa de Atención al Paciente del Hospital Infantil Niño Jesús, añade en el comunicado que en su trabajo detectó la necesidad de facilitar la presencia de los hermanos en el hospital: “Para compartir todos los procesos derivados de la enfermedad y también compartir espacios”. Según esta experta, esto ayuda al abordaje de la enfermedad y la adaptación y mejor tolerancia del tratamiento, “incluido el manejo del dolor, criterio prioritario en el manejo de los niños. No solo físico, sino también el psicológico derivado del aislamiento, de la pérdida de su vida anterior por las frecuentes visitas al hospital”.

Juegaterapia vende un millón de sus Baby Pelones.

El objetivo de la Fundación Juegaterapia es ayudar a los niños con cáncer a través del juego; de esta forma, recoge videoconsolas y las reparte por las habitaciones de los hospitales; es la propulsora de El jardín en el Hospi que consiste en recuperar las azoteas de los centros médicos para convertirlos en espacios verdes o de recreo; o de crear los Baby Pelones, unos muñecos sin pelo, con un pañuelo en su cabeza y que representan a los menores con tumores malignos. Rostros conocidos como Shakira, Alejandro Sanz o David Bisbal, entre otros, han prestado su imagen para crear su propio muñeco solidario. Desde su presentación en 2014, ya han se han vendido más de un millón y medio de unidades, cuya recaudación se destina a las distintas iniciativas de la fundación y a la investigación del cáncer.

El cáncer en niños es considerado una enfermedad rara. Afecta en España a unos 1.500 menores al año, con una supervivencia del 80% a los cinco años, según datos de la Asociación Galbán, de familias de niños con cáncer en el principado de Asturias. Las asociaciones y familias reclaman más investigación, ya que todavía hoy dos de cada 10 menores fallecen a causa de esta enfermedad. Es la primera causa de muerte en los menores de 14 años. La enfermedad pone patas arriba la vida de los que lo padecen y, por consiguiente, de todo su entorno. Poner un poco de humor, amistad y amor al proceso siempre es una buena idea.

Puedes seguir Mamas & Papas en Facebook, Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter quincenal.

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza, salud y psicología, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS