Nancy Pelosi pide una investigación similar a la del 11-S sobre el asalto al Congreso

El FBI investiga a 37 personas con relación a la muerte a golpes con un extintor de un policía del Capitolio

Imagen en la que se ve a un grupo de hombres vestidos con uniforme de combate preparados para asaltar el Congreso.
Imagen en la que se ve a un grupo de hombres vestidos con uniforme de combate preparados para asaltar el Congreso.Robyn Stevens Brody (AP)

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, pidió este viernes la creación de una comisión de investigación similar a la del 11-S para sacar a la luz los fallos de seguridad y posibles responsabilidades por el asalto al Capitolio de la semana pasada, que dejó cinco muertos y más de 100 detenidos. La jefa de la Cámara baja, además, encomendó a un general retirado una auditoría de la seguridad del edificio. Mientras, el FBI investiga la posible implicación de una treintena de militares en activo o retirados, y policías. Y a otras 37 personas por la muerte de un policía en el ataque.

”Perdimos la inocencia el pasado día 6″, declaró una emocionada Pelosi durante una rueda de prensa en la que pidió una investigación similar a la de los ataques del 11 de septiembre de 2001. “Nuestra Constitución nos pide defender a la nación de enemigos extranjeros y domésticos”. La demócrata enfatizó la necesidad de aclarar lo sucedido, de buscar la verdad, por lo que también nombró al general Russel Honoré, ya retirado, para encabezar una auditoría de la seguridad del Capitolio tras el ataque al edificio por simpatizantes del presidente Donald Trump.

”Para proteger nuestra democracia ahora debemos someter la seguridad del Capitolio a un escrupuloso examen”, subrayó. Honoré fue el responsable de las operaciones militares durante el huracán Katrina en 2005. Preguntada por la supuesta implicación de miembros del Congreso en la insurrección, como han publicado algunos medios estadounidenses, Pelosi insistió en que se investigará hasta el final para conocer “la verdad” y el alcance del asalto durante la jornada en la que el Congreso debía ratificar la victoria del demócrata Joe Biden.

Además de manifestantes involucrados, el FBI investiga la supuesta implicación de 21 miembros en activo o retirados del Ejército y policías ya identificados en el asalto, según informó la agencia Associated Press (AP). Otra docena de personas con formación militar estarían también bajo investigación. Los nombres no se han hecho públicos. En varias fotos de la jornada se ve a personas en fila en la entrada del Congreso con cascos militares y chalecos antibalas, en una formación estándar similar a la de los equipos de combate, señala la agencia. Expertos en terrorismo nacional han advertido durante años del empeño de milicias de extrema derecha y grupos supremacistas blancos de radicalizar y reclutar a jóvenes que posean formación y entrenamiento militar o policial. Lo sucedido el pasado día 6 hace realidad los peores temores de estos expertos.

Golpeado con un extintor

”El Estado Islámico y Al Qaeda babearían por tener en sus filas a gente con la experiencia y el entrenamiento de un militar norteamericano”, declaró a AP Michael German, antiguo agente del FBI. “Los grupos terroristas extranjeros no tienen entre sus miembros a gente que porte una placa”, abundó.

Una de las personas investigadas por el asalto es un teniente retirado de la Fuerza Aérea y condecorado veterano de guerra de Texas que fue arrestado tras ser fotografiado en el Senado vestido con un casco militar y uniforme de asalto. En su mano, Larry Rendall Brock llevaba cintas elásticas que sirven para maniatar a la gente, lo que alimenta la tesis de que había asaltantes que pretendían tomar rehenes o incluso matar a congresistas.

El FBI investiga también a 37 personas en relación con la muerte de Brian Sicknick, el policía del Capitolio que murió por las heridas causadas por los asaltantes del Capitolio. Sicknick fue golpeado con un extintor cuando intentaba evitar que la turba de seguidores de Trump avanzara por los pasillos y salas del edificio. Catorce agentes de la Policía del Capitolio resultaron heridos en los disturbios. Dos han sido detenidos, uno por fotografiarse con los asaltantes y otro por llevar una de las famosas gorras de Trump con el lema de MAGA (Make America Great Again; Hagamos América grande otra vez).

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS