_
_
_
_

Guerra entre Israel y Gaza: resumen del 29/05/2024

Israel calcula que la guerra en la Franja continuará al menos siete meses más | Albares reclama “una acción común euroárabe en favor de la paz” en su reunión con los países árabes e islámicos | EE UU niega que Israel haya iniciado en Rafah una gran operación terrestre que le haga cambiar su política

Varios ciudadanos palestinos pasean entre las casas derruidas tras el bombardeo de Israel en Khan Younis, este miércoles en el sur de la franja de Gaza.
Varios ciudadanos palestinos pasean entre las casas derruidas tras el bombardeo de Israel en Khan Younis, este miércoles en el sur de la franja de Gaza.Mohammed Salem (REUTERS)
El País

El Gobierno esloveno del liberal Robert Golob anunció que adoptará este jueves una propuesta formal de reconocimiento del Estado de Palestina para enviarla al Parlamento, que deberá dar su visto bueno definitivo en los próximos días. Golob señaló recientemente que el reconocimiento de Palestina como Estado soberano e independiente es un “mensaje claro al mundo de que debemos hacer todo lo posible para encontrar una solución permanente para la paz en Oriente Próximo”. De hecho, el Gobierno esloveno considera la fórmula de los dos Estados como la única garantía para la seguridad de los israelíes y de los palestinos y se une así a la decisión de España, Noruega e Irlanda de impulsar una garantía de paz en la región.

Aunque Tzaji Hanegbi, el asesor de Seguridad Nacional de Israel y hombre de confianza del primer ministro Benjamín Netanyahu, calificó a estos países “hostiles” por reconocer a Palestina. Además, Hanegbi calculó que la guerra en Gaza continuará al menos todo 2024, que la ofensiva en Rafah no es “porque sí”, por lo que seguirá hasta cumplir sus objetivos; y que el ejército controla ya el llamado corredor Filadelfia, los 14 kilómetros de frontera entre la Franja y Egipto. “La guerra será larga. También este año se espera que haya otros siete meses de combate”, señaló el asesor. De momento, los tanques avanzan desde la víspera ya dentro de la ciudad de Rafah, en el sur, y la Casa Blanca deja claro que no ve motivo para cambiar de política hacia su aliado, porque la ofensiva (que ha provocado la huida de un millón de personas) no corresponde a la operación a gran escala a la que se opone y porque el ejército israelí investigará la matanza del pasado domingo en un campamento de desplazados en la zona. “No los hemos visto entrar con grandes unidades, un gran número de tropas en columnas y formaciones en alguna clase de maniobra coordinada contra múltiples objetivos sobre el terreno”, dijo el portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

Previamente, el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, apeló a la “responsabilidad histórica compartida para articular una acción común euroárabe en favor de la paz”. Albares y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunieron en Madrid con el primer ministro palestino, Mohamed Mustafa, y los ministros de Exteriores de Qatar, Jordania, Arabia Saudí y Turquía.

Por otro lado, el ministro de Salud de la Autoridad Palestina, Majed Abu Ramadan, afirmó que las autoridades palestinas no han recibido ninguna indicación de Israel de que vayan a abrir el paso fronterizo de Rafah en breve. El de Rafah ha sido el cruce fronterizo por el que ha entrado en Gaza la mayor parte de la ayuda humanitaria durante estos casi ocho meses de guerra, pero los soldados israelíes se hicieron con su control el pasado 6 de mayo y desde entonces está cerrado. La ayuda está entrando ahora por el cercano paso de Kerem Shalom, que une Gaza con Israel, no con Egipto, como el de Rafah. “Desde que se cerró, no ha habido indicación alguna de que los israelíes fueran a abrirlo pronto”, dijo el ministro en el marco de la asamblea de la Organización Mundial de la Salud en la ciudad suiza de Ginebra.

En el ámbito diplomático, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, retiró a su embajador en Israel tras llamarlo a consultas en febrero. El presidente hizo así oficial la salida del hasta ahora embajador en Israel, Frederico Meyer, al nominarle como representante del país en la Conferencia de Desarme de Ginebra, pese a que el Gobierno israelí matizó que no le consta esta retirada.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_