_
_
_
_
_

Israel no ha aportado pruebas sobre los vínculos de la agencia para los refugiados palestinos con Hamás, según un informe

La investigación encargada por Naciones Unidas señala que la UNRWA debe reforzar los mecanismos de neutralidad. Las acusaciones llevaron a la retirada de fondos de países donantes y al despido de trabajadores

Estado en el que quedaron las oficinas de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos en Jan Yunis, el 19 de abril
Estado en el que quedaron las oficinas de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos en Jan Yunis, el 19 de abrilAbed Rahim Khatib (DPA/ Europa Press)
María Antonia Sánchez-Vallejo

Un estudio independiente encargado por el secretario general de la ONU, António Guterres, ha concluido que Israel aún no ha aportado pruebas que demuestren que personal de la UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, esté vinculado a organizaciones islamistas como Hamás. Las acusaciones israelíes, formuladas en enero pasado, atribuyeron a una docena de trabajadores locales ―el 99% de la agencia lo son― connivencia o relación con el brutal ataque del 7 de octubre que desencadenó la guerra en Gaza, por lo que el organismo lanzó una investigación interna, posterior al encargo de la evaluación independiente —que ha analizado la aplicación de los principios de neutralidad por parte de la agencia—, sobre los 12 supuestos colaboradores de Hamás, de los que dos han muerto. Las contribuciones a la UNRWA se cortaron tras esas acusaciones. La agencia es el principal canal de ayuda humanitaria no solo para los palestinos de Gaza, sino para las comunidades de refugiados palestinos de toda la región.

Según la investigación independiente, dirigida por la exministra de Asuntos Exteriores francesa Catherine Colonna y presentada este lunes en Nueva York, “Israel aún no ha aportado pruebas que demuestren” las acusaciones. Al contrario, la agencia dispone de marcos sólidos para garantizar el cumplimiento de los principios de neutralidad humanitaria, aunque persisten algunos problemas que podrían llevar a algunos donantes a revisar la congelación de su financiación.

Las críticas de connivencia o implicación en el ataque del 7 de octubre, que Israel amplió en marzo al afirmar que más de 450 miembros del personal de la UNRWA eran operativos militares en grupos terroristas de Gaza, llevaron a muchos de los principales Estados donantes, con Estados Unidos a la cabeza, a suspender su financiación en un momento en el que los palestinos de Gaza necesitan ayuda con urgencia. También provocaron el despido cautelar de varios trabajadores de la agencia. La mayoría de los principales donantes han reanudado la financiación en las últimas semanas, como por ejemplo Canadá. El Reino Unido permanecía a la espera de las conclusiones del informe para tomar una decisión. El caso de EE UU es distinto: el pasado 22 de marzo, el Congreso prohibió permanentemente el apoyo financiero a la UNRWA.

La suspensión de la financiación por parte de 16 Estados miembros ascendió a unos 450 millones de dólares (unos 420 millones de euros), más necesarios que nunca cuando la situación humanitaria en la Franja se degrada por momentos. La UNRWA “desempeña un papel indispensable en la región, como salvavidas de ayuda humanitaria y provisión de servicios básicos a la población (...) Dentro de la estructura de la ONU, su papel es capital”, ha subrayado Colonna en la presentación del informe. Por eso, “la comunidad internacional tiene la responsabilidad de apoyar a la UNRWA”.

Los Estados miembros solicitaron más información sobre lo ocurrido, así como un refuerzo de los mecanismos y procedimientos de neutralidad existentes en la UNRWA, incluida la investigación y supervisión del personal. En colaboración con tres reputados institutos de derechos humanos —el Instituto Raoul Wallenberg, el Instituto Chr. Michelsen y el Instituto Danés de Derechos Humanos—, el informe dirigido por Colonna concluye con una lista de recomendaciones para mejorar los mecanismos de neutralidad y transparencia de la agencia, “una hoja de ruta” para reforzar las garantías, en definición del portavoz del secretario general, Stéphane Dujarric.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La exjefa de la diplomacia francesa ha apuntado también que la implementación de todas las recomendaciones, que son “concretas y factibles”, puede necesitar de financiación adicional, de ahí la capital importancia que reviste el papel de los donantes. “Los países, como las personas, a veces cambian de opinión y esperamos el retorno de esos donantes” que cancelaron su apoyo financiero a la agencia, ha manifestado el portavoz de Guterres.

Guerra entre Israel y Gaza
Palestinos se agolpan ante un almacén de la UNRWA en la ciudad de Gaza a la espera de recibir ayuda, el 18 de marzo.Mahmoud Issa (REUTERS)

Información suministrada

El informe concluye que la UNRWA ha proporcionado regularmente a Israel listas de sus empleados, con su correspondiente cédula de identificación, para su escrutinio, y señala: “El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí informó de que hasta marzo de 2024 habían recibido listas de personal sin números de identificación (ID, cédulas de identificación) palestinos. Basándose en la lista de marzo de 2024, que contenía números de identificación palestinos, Israel hizo públicas afirmaciones de que un número significativo de empleados son miembros de organizaciones terroristas. Sin embargo, Israel aún no ha aportado pruebas que lo demuestren” a pesar de las reiteradas peticiones de “nombres y pruebas que permitan a la UNRWA abrir una investigación”.

El informe constata que la UNRWA ha establecido un número significativo de mecanismos y procedimientos para garantizar el cumplimiento de los principios humanitarios, con énfasis en el principio de neutralidad, y que posee un enfoque más desarrollado de la independencia que otras entidades similares de la ONU u ONG que operan en la zona. El Marco de Neutralidad de UNRWA se estableció en 2017 y cubre áreas sustantivas que incluyen la imparcialidad de su personal, incluido su uso de los medios sociales; la de las instalaciones; la de los activos (en particular los vehículos) y otras áreas relativas a las operaciones.

No obstante, subraya el texto, persisten los problemas relacionados con la neutralidad, como “casos de personal que expresa públicamente opiniones políticas, libros de texto del país anfitrión con contenido problemático que se utilizan en algunas escuelas de la UNRWA y sindicatos de personal politizados que amenazan a la dirección de la UNRWA y causan interrupciones operativas”. A lo largo de los años, las facciones políticas han utilizado los sindicatos de personal de la agencia para presionar a su dirección e influir en las decisiones sobre la prestación de servicios o la ejecución de proyectos. “La politización de los sindicatos de personal se considera una de las cuestiones de neutralidad más delicadas y debe abordarse con el pleno apoyo de la comisión asesora”, sostiene el documento. Otro objeto de preocupación son los currícula y la utilización falsaria de instalaciones de la agencia.

El texto hace una amplia lista de recomendaciones para perfeccionar los mecanismos de transparencia y neutralidad que eviten o cuando menos limiten estos casos, si bien constata los retos derivados del entorno operativo, político y de seguridad en el que trabaja. “Dada la singularidad de este contexto político, estas medidas solo tendrán un impacto significativo con el apoyo de los países anfitriones, Israel y la Autoridad Palestina”, subraya.

Entre 2017 y 2022, el número anual de presuntos incumplimientos de la neutralidad osciló entre 7 y 55, con una media de 21 supuestos incumplimientos al año. Desde octubre de 2023, el número ha aumentado considerablemente, pero las acusaciones llevaron a Guterres a establecer esta revisión independiente a la luz de las gravísimas implicaciones de tales imputaciones para la reputación, las finanzas, la política y la seguridad. Entre enero de 2022 y febrero de 2024, la división de investigaciones recibió 151 denuncias relativas a violaciones de la imparcialidad. La mayoría están relacionadas con publicaciones en redes sociales, hechas públicas por fuentes externas.

En abril de 2024, se estaban investigando 50 casos de neutralidad. La investigación dirigida por Colonna subraya los problemas de capacidad existentes para gestionar el número de denuncias a través de las estructuras y el personal existentes. “Los recursos son escasos”, concluye. Implementar todas las recomendaciones que propone el informe, cuando más de un millón de personas carece de techo y prácticamente de comida, será una tarea ardua, afirma Colonna.

En ausencia de una solución política entre Israel y los palestinos, la UNRWA sigue siendo fundamental para proporcionar ayuda humanitaria y servicios sociales esenciales, especialmente en salud y educación, a los refugiados palestinos en Gaza, Jordania, Líbano, Siria y Cisjordania. Como tal, “la UNRWA es insustituible e indispensable para el desarrollo humano y económico de los palestinos. Además, muchos ven a la agencia como un salvavidas humanitario”, señala el documento.

El equipo independiente realizó visitas sobre el terreno y a las instalaciones de Amán, Jerusalén y Cisjordania, y se entrevistó con diversas partes interesadas, como funcionarios de Estados miembros donantes, países de acogida, Israel, la Autoridad Nacional Palestina, Egipto, organismos de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales Los evaluadores celebraron reuniones y entrevistas con más de 200 personas, incluido personal de la UNRWA en Gaza. Se establecieron contactos directos con 47 países y organizaciones.

El secretario general de la ONU ha aceptado la amplia lista de contenidos en el informe y ha acordado con el jefe de la UNRWA, Philippe Lazzarini, que se establezca un plan de acción para impulsarla. “Salvaguardar la neutralidad de la agencia es fundamental para que podamos seguir salvando vidas y contribuyendo al desarrollo humano de los refugiados palestinos en la franja de Gaza, que se enfrenta a una crisis humanitaria sin precedentes, y en Cisjordania (incluido Jerusalén Este), Siria, Líbano y Jordania”, ha dicho Lazzarini sobre el informe. “La UNRWA acoge con satisfacción las conclusiones y recomendaciones de la revisión independiente sobre la adhesión de la agencia al principio humanitario de neutralidad (...) Las recomendaciones fortalecerán aún más nuestros esfuerzos y respuesta durante uno de los momentos más difíciles en la historia del pueblo palestino”. António Guterres también ha hecho un llamamiento a todas las partes interesadas, de los países donantes al personal, a apoyar activamente a la UNRWA, ya que es “un salvavidas para los refugiados de Palestina en la región”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_