_
_
_
_

La UE y el Reino Unido constatan un cambio de tono en la relación tras el acuerdo de Irlanda del Norte

El ministro de Exteriores británico y el vicepresidente de la Comisión encargado de la era pos-Brexit defienden un “amplio espacio para la cooperación” entre Bruselas y Londres

Maros Sefcovic y James Cleverly
El vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, en la izquierda de la imagen, y el ministro británico de Exteriores, James Cleverly, en el centro de la fotografía.Associated Press/LaPresse (Associated Press/LaPresse)
Silvia Ayuso

Los años de tensiones y acusaciones mutuas de incumplimiento de lo acordado parecen haber quedado atrás. Bruselas y Londres han constatado este lunes un cambio de tono, más constructivo, en sus relaciones bilaterales desde que pactaron, hace algo más de cuatro meses, el Acuerdo Marco de Windsor, que permitió desbloquear el Protocolo para Irlanda del Norte, que se había convertido en el principal escollo en las relaciones entre el Reino Unido y el club comunitario desde el Brexit.

Aun así, en una discusión en el Parlamento Europeo con el ministro de Relaciones Exteriores británico, James Cleverly, las dos partes se han mostrado cautelosas y han dejado claro que todavía queda “trabajo por hacer” y que hay cosas, como las relaciones comerciales, que no volverán a ser nunca como antes del primer y doloroso divorcio europeo.

“El Acuerdo Marco de Windsor pone nuestra relación en una trayectoria más positiva”, ha constatado el vicepresidente de la Comisión Europea para las Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, uno de los actores clave para alcanzar el acuerdo para desbloquear la disputa entre el Reino Unido y la UE sobre el protocolo de Irlanda del Norte. El Acuerdo de Windsor es fruto, ha subrayado, de un “compromiso político genuino y una colaboración constructiva, creativa y colaborativa” que el responsable europeo espera continúe en el futuro en las relaciones con Londres.

Porque “hemos avanzado mucho, pero aún queda mucho por hacer”, ha subrayado durante su alocución ante la sesión inaugural de la asamblea parlamentaria de Asociación UE-Reino Unido, celebrada en la Eurocámara en Bruselas. Entre las tareas pendientes, Sefcovic ha destacado la aplicación plena de las salvaguardias para la protección del mercado único de la UE.

“Tenemos que reconocer que no vamos a estar de acuerdo en todo”, ha respondido Cleverly en su turno de palabra. Pero mostrando la voluntad del Gobierno de Rishi Sunak de buscar un tono más conciliador con Bruselas que el que mantuvieron sus predecesores en el cargo, Boris Johnson y Lizz Truss, el jefe de la diplomacia británica ha recordado que, “en relaciones maduras, se puede lidiar con las diferencias a la par que se saca el máximo provecho en las áreas donde estamos de acuerdo”.

Aunque los acuerdos para facilitar las relaciones tras el Brexit han tardado “algo más de lo que a muchos nos hubiera gustado”, ha dicho Cleverly, el hecho es que, hoy en día, “hay un verdadero progreso. Y estoy comprometido a mantener esa trayectoria positiva”, ha aseverado, usando palabras similares a las de Sefcovic, el responsable británico, consciente, probablemente, de que hace solo una semana, una encuesta revelaba que más de la mitad de los británicos que apoyaron el Brexit creen ahora que este ha sido un fracaso.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Porque existe, ha subrayado Cleverly, un “amplio espacio para la cooperación” entre la UE y Reino Unido en cuestiones como las “emisiones dañinas y otros desafíos globales”. Otro factor que une a Londres con sus antiguos socios europeos son las prioridades geopolíticas compartidas, como la posición común con Ucrania “frente a la agresión rusa” o la búsqueda del “equilibrio adecuado en la relación con China”.

Cleverly ha aprovechado su paso por Bruselas para reunirse también con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. El ministro británico ha manifestado su apoyo a que Suecia logre ingresar de una vez en la Alianza Atlántica —superando el veto turco— lo antes posible.

“Reino Unido estuvo orgulloso de recibir a Finlandia en la OTAN. Y esperamos el acceso inmediato de Suecia. Lo he dicho públicamente y lo reitero: me encantaría ver una ceremonia de izada de bandera el primer día de la cumbre de Vilnius y que luego Suecia desempeñe un papel completo y activo como parte de la OTAN”, ha declarado.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Silvia Ayuso
Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_