Los incendios forestales causan también estragos en la provincia canadiense de Nueva Escocia

Halifax declaró el estado de emergencia y ordenó la evacuación de 16.400 personas. El primer ministro Justin Trudeau promete ayuda federal

Incendios forestales
Una nube de humo de un incendio forestal sobre la ciudad de Halifax en Nueva Escocia (Canadá), el 28 de mayo de 2023.Meenakshi Guchhait (REUTERS)

Canadá continúa enfrentando una ola de incendios forestales poco antes vista en primavera. Si las llamas se propagaron con furia en el oeste del país durante las primeras semanas de mayo, Nueva Escocia es ahora escenario de seis incendios que arden sin control. Las autoridades de Halifax (capital de esta provincia situada en la costa atlántica) declararon la tarde de este domingo el estado de emergencia. 16.400 personas han sido evacuadas.

Las órdenes de evacuación afectan a las comunidades de Upper Tantallon, Hammond Plains y Pocwock, donde vive un gran número de personas que trabaja cada día en el centro de la capital, ubicada a unos 30 minutos en automóvil. El municipio de Halifax abarca un área de más de 5.500 kilómetros cuadrados; un 10% de la extensión total de la provincia. El incendio forestal que más inquieta en esta zona ha devorado ya 778 hectáreas. Dave Meldrum, jefe adjunto del servicio regional de incendios de Halifax, señaló este lunes que más de 200 bomberos participan en las tareas, subrayando que la situación va a requerir de “un trabajo considerable durante muchos días”.

Incendios forestales
Voluntarios y trabajadores en un refugio para los evacuados, el 30 de mayo en Halifax.Darren Calabrese (AP)

Los fuertes vientos dificultan las labores y el pronóstico para los próximos días está marcado por la ausencia de lluvias. Según las primeras estimaciones, unas 200 viviendas o estructuras han sufrido daños por las llamas en el municipio de Halifax. Otro incendio, situado en Shelburne (sur de la provincia), ha destruido más de 11.500 hectáreas. Unas 1.500 personas han tenido que dejar sus hogares en este condado.

Tim Houston, primer ministro de Nueva Escocia, anunció este lunes que los evacuados en Halifax y Shelburne recibirán una ayuda de 500 dólares canadienses (unos 365 estadounidenses). También indicó que serán cubiertos los gastos de transporte de los bomberos que se presenten como voluntarios. El Gobierno provincial ha decretado de igual manera la prohibición de encender fuego a cielo abierto. Asimismo, pide a los residentes no utilizar drones sobre los incendios forestales, ya que pueden interferir en las labores de extinción.

Justin Trudeau, primer ministro canadiense, dijo en Ottawa que “el Gobierno federal estará presente para apoyar en todo lo que podamos, ya que la gente está enfrentando situaciones aterradoras”. De acuerdo al Departamento de Recursos Naturales de Nueva Escocia, se han registrado 176 incendios forestales en lo que va del año en esta provincia; 70 en el mismo periodo de 2022.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En las primeras semanas de mayo, la provincia de Alberta llegó a tener 106 incendios activos, provocando en el punto más álgido la evacuación de 30.000 personas. El Gobierno provincial decretó el estado de emergencia y personal de las Fuerzas Armadas se sumó a las tareas de los bomberos. Columbia Británica alcanzó los 58 incendios activos en pocos días, mientras que fueron 27 en Saskatchewan. Según datos del Departamento de Recursos Naturales de Canadá, más de dos millones de hectáreas han ardido en lo que va del año en el país por la agresividad del fuego.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS