Los familiares de las víctimas del vuelo derribado en 2014 por un misil esperan que la sentencia aclare el papel de Rusia

El fallo del juicio será leído este jueves, y los cuatro sospechosos, tres militares rusos y un ciudadano ucranio, han sido procesados en rebeldía. La explosión provocó la muerte de los 298 pasajeros del avión

El juez Hendrik Steenhuis y otros jueces y abogados ven los restos reconstruidos del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en la base aérea militar de Gilze-Rijen, en Países Bajos, en mayo de 2021.
El juez Hendrik Steenhuis y otros jueces y abogados ven los restos reconstruidos del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en la base aérea militar de Gilze-Rijen, en Países Bajos, en mayo de 2021.Peter Dejong (AP)

El proceso por el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines sobre Ucrania, que en julio de 2014 causó la muerte a sus 298 ocupantes, llega a su fin. Este jueves se conocerá la sentencia en Ámsterdam tras un juicio en el que la Fiscalía ha pedido cadena perpetua para los cuatro procesados, tres militares rusos y un ciudadano ucranio que no han estado presentes en las vistas. Les señala como responsables de haber suministrado el sistema de misiles utilizado por los separatistas prorrusos del este de Ucrania para disparar un cohete que destruyó el avión de pasajeros, en ruta entre Ámsterdam y Kuala Lumpur. El aparato cayó en la región de Donetsk. Los familiares de las víctimas esperan que los jueces se pronuncien sobre el papel desempeñado por Rusia en la tragedia. La investigación judicial concluyó que la lanzadera de misiles usada para derribar el aparato se trasladó desde ese país al este de Ucrania.

Los procesados han sido juzgados en rebeldía y Moscú ha rechazado cualquier posible implicación en la tragedia. Eran dos variables con las que contaban los fiscales, que han aplicado las leyes holandesas a un caso de dimensión internacional. Lo es por el conflicto armado librado en aquellos momentos entre el Gobierno de Kiev y los insurgentes prorrusos, y porque los fallecidos son de 10 nacionalidades. Además, la invasión rusa de Ucrania, iniciada en febrero pasado, he tensado aún más la situación.

Si bien en un momento se contempló la idea de que un tribunal internacional se hiciera cargo del caso, se optó por albergar el juicio en Países Bajos porque 196 de las víctimas eran holandesas. Tanto expertos de ese país como de Malasia, Australia, Bélgica y Ucrania han colaborado en la investigación penal sobre las causas del suceso. El juicio comenzó en marzo de 2020 y durante el proceso los jueces han visitado el hangar de la base militar holandesa donde se ha procedido a la reconstrucción del avión Boeing 777 de Malaysia Airlines derribado.

Antes de la lectura del fallo, en un encuentro con prensa extranjera, Piet Ploeg, portavoz de las familias de los fallecidos, ha asegurado: “No es posible que un Estado facilite las armas necesarias para perpetrar un asesinato masivo y salga indemne. De ahí que resulte tan importante para nosotros averiguar el papel de Rusia en todo esto”. El portavoz compareció junto a la jurista Marieke de Hoon, que ha seguido de cerca el proceso, y describió el dolor adicional que supone para las familias y su ansia de justicia la ausencia de los cuatro acusados. “Los familiares han tenido que entender que la justicia también consiste en el reconocimiento de lo ocurrido, porque es posible que nadie acabe en la cárcel”.

Los cuatro sospechosos son los militares rusos Serguéi Dubinsky, Oleg Pulatov e Igor Girkin, vinculados a los servicios secretos rusos. El cuarto es el ciudadano ucranio Leonid Kharchenko. Los fiscales holandeses consideran que trabajaron juntos para suministrar la lanzadera de misiles a los rebeldes del este de Ucrania, llevada desde una base militar rusa y devuelta después. Solo Pulatov ha sido representado por un abogado a lo largo del juicio. Los demás no han comparecido. Girkin era el ministro de defensa y comandante de las fuerzas separatistas prorrusas en Donetsk en el momento de los hechos, y ha sido señalado ahora por su participación en la guerra en Ucrania. Este octubre, el ministerio ucranio de Defensa indicó en la aplicación de mensajería Telegram que ofrecía 100.000 dólares por su captura por estar acusado de ser “uno de los terroristas rusos más famosos”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Para Piet Ploeg, que perdió a su hermano, cuñada y sobrino en el vuelo, “la guerra en Ucrania empezó con el MH17, aunque no fuese como la vemos ahora, y nuestras familias fueron las primeras víctimas”. Según De Hoon, experta en Derecho Penal en la Universidad de Ámsterdam, Dubinsky, Pulatov, Girkin y Kharchenko, “tenían una posición estratégica en Ucrania que no querían perder, y por eso pidieron lo necesario para lanzar el misil”. El avión atacado, sin embargo, no era militar, y Ploeg añade que saber la verdad no solo es importante para las familias: “Algunas nunca podrán cerrar este duelo; otras han seguido adelante como han podido. Pero la verdad es también importante para la seguridad aérea internacional”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS