La guerra en Ucrania y el cambio climático son las principales preocupaciones de europeos y norteamericanos, según un estudio

Según el informe ‘Transatlantic Trends 2022′, realizado en 14 países, un tercio de los encuestados no se pronuncia sobre si China es un país aliado, competidor o rival

Bomberos y soldados ucranios buscan cadáveres entre los restos de un edificio que fue atacado por las tropas rusas, este miércoles en la ciudad recién liberada de Izium.
Bomberos y soldados ucranios buscan cadáveres entre los restos de un edificio que fue atacado por las tropas rusas, este miércoles en la ciudad recién liberada de Izium.ZOHRA BENSEMRA (REUTERS)

La invasión de Ucrania, ordenada el pasado 24 de febrero por el presidente ruso, Vladímir Putin, ha trastocado la percepción de los desafíos para la seguridad mundial de europeos y norteamericanos. Mientras que la pandemia de covid-19 y el terrorismo decaen en la lista de preocupaciones, las guerras entre países, Rusia, y el cambio climático, se han convertido en los mayores desafíos que afrontará el mundo en los próximos años, según las conclusiones del estudio Transatlantic Trends 2022 (Tendencias Transatlánticas 2022), que se presenta este jueves.

El análisis, elaborado por la Fundación German Marshall de EE UU y la Fundación Bertelsmann, con la colaboración como socio principal de la Fundación BBVA, se basa en las respuestas de 21.000 ciudadanos mayores de edad encuestados durante el pasado junio en 14 países —Estados Unidos, Canadá, Turquía y el Reino Unido, más 10 países de la Unión Europea: Alemania, España, Francia, Italia, Lituania, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumania y Suecia—. En términos globales, la guerra entre países fue mencionada como primera preocupación por el 18% de los encuestados; Rusia, por el 17%, y el cambio climático, por un 18%, lo que sitúa la combinación entre el conflicto armado entre países y la amenaza rusa como el mayor desafío global, con un 35%.

Sin embargo, hay diferencias entre unos países y otros. Salvo Turquía, los Estados que ven con mayor temor la invasión rusa son los fronterizos o los más cercanos territorialmente: Lituania (69%), Polonia (60%), Rumania (45%) y Alemania (43%). En el lado opuesto, los países menos preocupados son Turquía (18%), Canadá (21%), Estados Unidos (23%) e Italia (24%).

En Estados Unidos, por ejemplo, la preocupación por la guerra en Ucrania se encuentra en un nivel similar a la inquietud por el terrorismo, la ciberseguridad, la inmigración, la pandemia o el desafío de China. En España, el cambio climático es mencionado como primera preocupación en el 22% de los casos —aunque la combinación entre guerra y Rusia suma un 30%—. Ocurre lo mismo en Canadá (24%) y en los países del sur de Europa (Italia, 34%; Portugal, 29% y Francia, 28%), donde el calentamiento global es considerado como el mayor desafío planetario.

Otro de los efectos de la invasión rusa de Ucrania ha sido reforzar la importancia que dan los ciudadanos al papel de la OTAN y de la Unión Europea para la seguridad de los países, si bien no existen acuerdos amplios sobre qué organismo debería abordar el desafío ruso. En Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, la mayoría relativa se decanta por la Alianza Atlántica, mientras que en la Unión Europea las opiniones están divididas, aunque la balanza se inclina a favor de las instituciones comunitarias, especialmente en el caso de España y Portugal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sin embargo, las encuestas sí arrojan un consenso en cuanto a las medidas imprescindibles para hacer frente a la invasión rusa: la necesidad de procesar a Rusia por crímenes de guerra, de aumentar las sanciones económicas contra Moscú y de incrementar la ayuda económica a Ucrania son vistas por la mayor parte de los ciudadanos preguntados en el estudio como las herramientas fundamentales para frenar la ofensiva del Kremlin.

China: ¿Aliado, competidor o rival?

Casi un tercio de los encuestados no sabe o no contesta a la pregunta de cómo percibe a China entre las opciones de país “aliado”, “competidor” o “rival”. En el caso europeo, solo un 26% lo considera como Estado aliado, mientras que el 28% lo ven como un competidor y un 16%, como un rival. En Estados Unidos, la percepción de la amenaza china es mayor: un 34% considera al gigante asiático como un competidor y un 32%, como un rival.

En el caso hipotético de que China invadiera Taiwán, que considera suya Pekín, la mayoría cree “que su país debería adoptar alguna medida”, aunque existe una preferencia por las soluciones diplomáticas y las sanciones, por encima del envío de armas o tropas a Taipéi, que recibe un apoyo minoritario en todos los países, según el estudio. Estados Unidos, con un 15%, es el país más a favor de algún tipo de respuesta militar. No obstante, la encuesta se realizó antes de que la tensión se elevara en la zona tras la visita a la isla de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el pasado agosto.

En cuanto al liderazgo chino, todos los países coinciden en que la segunda economía del mundo sigue estando por detrás de Estados Unidos, al que se sigue percibiendo como el país con más influencia en un horizonte de cinco años.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS