_
_
_
_

150 palestinos heridos en enfrentamientos en la mezquita de Al Aqsa de Jerusalén

La policía israelí irrumpe en el recinto islámico durante los mayores disturbios registrados desde el inicio del Ramadán

Dos agentes israelíes inmovilizan a un hombre palestino en la entrada del recinto de la mezquita de al-Aqsa mientras se impide el ingreso de otros, este viernes.Foto: HAZEM BADER (AFP) | Vídeo: Reuters
Juan Carlos Sanz

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

La tensión ha estallado en la madrugada de este viernes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, tras dos semanas de aparente calma desde el inicio del mes sagrado musulmán del Ramadán. Más de 150 palestinos han resultado heridos en los violentos enfrentamientos registrados tras el rezo nocturno, según informó la Media Luna Roja, en el entorno de la mezquita de Al Aqsa, tercer lugar sagrado del islam.

La policía israelí informó de que había irrumpido en el recinto religioso en respuesta al lanzamiento de piedras y cohetes pirotécnicos hacia el Muro de las Lamentaciones, principal centro de culto del judaísmo situado al pie de Explanada de las Mezquitas. La Ciudad Vieja, que alberga los santos lugares de las tres principales religiones monoteístas, fue ocupada por Israel en 1967. Tres agentes resultaron también heridos durante los choques, en los que las fuerzas de seguridad dispararon balas forradas de caucho, granadas aturdidoras y gases lacrimógenos, y arrestaron a “cientos de alborotadores”.

La batalla campal se ha producido en mitad del Ramadán, al inicio de la Pascua judía y en plena Semana Santa cristiana. El movimiento islamista Hamás ha amenazado con una respuesta armada si grupos de judíos mesiánicos llevan a cabo su plan de ofrecer sacrificios de corderos lechales y cabritillos, según el ritual talmúdico abandonado hace casi dos milenios, en la Explanada de las Mezquitas, donde la tradición hebrea sitúa el antiguo templo de Jerusalén, sanctasanctórum del judaísmo. La ola de enfrentamientos registrada el año pasado en Jerusalén durante el mes sagrado musulmán desembocó en una intervención militar israelí en la franja de Gaza durante la que murieron 250 palestinos y 13 israelíes.

Grupos de jóvenes enmascarados con banderas de Hamás y Fatah, el partido nacionalista del presidente palestino Mahmud Abbas, se atrincheraron durante la madrugada en el recinto de Al Aqsa para impedir la celebración de sacrificios rituales judíos. El Wafq, la fundación religiosa islámica que gestiona la Explanada de las Mezquitas, aseguró que había sorprendido a dos extremistas judíos israelíes haciéndose pasar por musulmanes, informa el diario Haaretz. La calma retornó con el rezo de mediodía en el lugar sagrado islámico, al que asistieron más de 50.000 palestinos en el segundo viernes de Ramadán.

Las fuerzas de seguridad se encuentran en estado de alerta tras la ola de atentados cometidos por árabes israelíes yihadistas y palestinos radicales que ha causado 14 muertos en ciudades de Israel en las tres últimas semanas. En ese mismo periodo, las intervenciones del ejército en Cisjordania en zonas de donde procedían algunos de los atacantes se han cobrado la vida de dos decenas de palestinos.

Las Fuerzas Armadas han desplegado 25 batallones (más de 5.000 militares) para reforzar la seguridad en Cisjordania, que va a permanecer sellada por los soldados durante el primer fin de semana de la Pascua judía. Para el analista de defensa del diario Yediot Ahronot Yossi Yehoshua, se trata de una de las mayores movilizaciones en una década.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO
Jóvenes palestinos se entrenan a la policía israelí, el viernes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén.
Jóvenes palestinos se enfrentan a la policía israelí, el viernes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén.JAMAL AWAD (EFE)

El ministro de Seguridad Pública israelí, Omer Bar-Lev, aseguró que el Gobierno garantiza la libertad de culto en Jerusalén y que la policía va a impedir que la escalada de violencia se traslade desde la Explanada de las Mezquitas hasta el Muro de las Lamentaciones. La Autoridad Palestina ha advertido, a través de un portavoz de la Presidencia, que las provocaciones de judíos extremistas amenazan con conducir hacia “una peligrosa espiral imposible de controlar”. Jordania, cuyo rey ejerce como custodio de los santos lugares de Jerusalén, calificó la irrupción policial en la mezquita de Al Aqsa de “flagrante violación” del statu quo en el recinto religioso previsto en el tratado de paz con Israel de 1994.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Juan Carlos Sanz
Es el corresponsal para el Magreb. Antes lo fue en Jerusalén durante siete años y, previamente, ejerció como jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Autónoma de Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_