_
_
_
_

La bebé que nació de las ruinas

Una superviviente del bombardeo de un hospital en Mariupol da a luz al día siguiente

Mariana Vishegirskaya este viernes con su hija recién nacida en Mariupol, Ucrania.
Mariana Vishegirskaya este viernes con su hija recién nacida en Mariupol, Ucrania.Evgeniy Maloletka (AP)
El País

De entre tantas imágenes violentas que se están captando en la invasión rusa de Ucrania, una ha tenido un efecto especialmente llamativo por su combinación de crudeza y ternura: una embarazada con sangre en el rostro y gesto aturdido saliendo en pijama de un hospital materno-infantil recién bombardeado. Sucedió el miércoles en la ciudad de Mariupol, asediada por el Ejército ruso. Ella se llamaba Mariana Vishegirskaya y, según se ha sabido este viernes, dio a luz al día siguiente. El jueves sobre las diez de noche nacía su hija Veronika, superviviente como su madre de las bombas. En el ataque al hospital murieron tres personas, incluida una niña, y hubo 17 heridos entre pacientes y sanitarios.

Cuando comenzó a circular la imagen de Mariana Vishegirskaya en el hospital, bajando por una escalera entre escombros y con una bolsa de plástico en la mano, la Embajada de Rusia en el Reino Unido reaccionó afirmando que era un montaje y que la mujer de la foto era una influencer de la cosmética llamada Marianna Podgurskaya. Sostuvo Rusia que la habían maquillado para parecer una víctima y que la fotografía era una puesta en escena. Twitter eliminó las dos publicaciones de la Embajada de Rusia en las que se afirmaba que las imágenes compartidas por el Gobierno ucraniano del bombardeo ruso de un hospital eran un montaje. El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, dijo tras el bombardeo del materno-infantil de Mariupol que era la base de un supuesto batallón ucranio neonazi.

Mariana Vishegirskaya sale del hospital materno-infantil de Mariupol el miércoles tras ser bombardeado.
Mariana Vishegirskaya sale del hospital materno-infantil de Mariupol el miércoles tras ser bombardeado.Evgeniy Maloletka (AP)

La madre y la niña están sanas, según ha dicho un familiar de Vishegirskaya a la periodista ucrania Olga Tokariuk, reportera especializada en combatir la desinformación. En su Twitter, Tokariuk ha escrito: “Se encuentran bien, aunque hace mucho frío en Mariupol y los bombardeos no cesan”. La imagen de la joven embarazada la tomó el fotógrafo freelance ucranio Evgeny Maloletka, que también ha retratado a Mariana Vishegirskaya en cama con su recién nacida. La mujer aparece recostada con su bebé. Viste el mismo pijama de lunares que llevaba dos días antes cuando salía del hospital tras el ataque. También está el padre de la niña.

El presidente ucranio, Volodimir Zelenski, ha definido el ataque al hospital como una “atrocidad” y como “un crimen de guerra”, categoría que le han atribuido también el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, y la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_