Florida aprueba el proyecto de ley que restringe los temas LGBTQ en los colegios

La polémica normativa limita “la discusión en el aula sobre la orientación sexual o la identidad de género” en las escuelas primarias

Ebonni Chrispin de AIDS Healthcare Foundation habla durante una conferencia en oposición al proyecto de ley “Don't Say Gay”, el 2 de febrero en Tallahassee, Florida.
Ebonni Chrispin de AIDS Healthcare Foundation habla durante una conferencia en oposición al proyecto de ley “Don't Say Gay”, el 2 de febrero en Tallahassee, Florida.AP

Los profesores de Florida no podrán hablar libremente con sus alumnos pequeños sobre la orientación sexual e identidad de género. El proyecto de ley conocido popularmente como “No digas gay” ha sido aprobado este martes por el Senado estatal controlado por los republicanos, por 22 votos a favor y 17 contra. La medida también permite que los padres demanden a los distritos escolares si sienten que sus hijos han recibido lecciones inapropiadas. Para que la ley entre en vigor solo falta la firma del gobernador conservador Ron DeSantis, quien ya ha adelantado que la promulgará.

El proyecto de ley, oficialmente llamado Proyecto de Ley de los Derechos de los Padres, establece que “las enseñanzas del personal de la escuela o de terceros sobre orientación sexual o identidad de género no pueden ocurrir desde la guardería hasta el tercer grado [cuando los niños tienen entre ocho y nueve años] o de una manera que no sea apropiada para la edad o el desarrollo de los estudiantes de acuerdo con las normas estatales”.

La Casa Blanca, los legisladores demócratas y las organizaciones a favor de los derechos LGBTQ+ han criticado que el texto no especifica qué se entiende por “apropiada para la edad” o el “desarrollo de los estudiantes” y que podrían interpretarse de manera tan subjetiva que cualquier grado de discusión sobre el tema podría desencadenar una demanda por parte de los padres por violar la futura ley. Este riesgo, plantean los contrarios al proyecto, podría derivar en que los educadores no aborden el tema en absoluto.

Una vez aprobada la normativa en el Senado estatal, el secretario de Educación de EE UU, Miguel Cardona, sostuvo en un comunicado que “los líderes en Florida están dando prioridad a proyectos de ley odiosos que perjudican a algunos de los estudiantes más necesitados”. “El Departamento de Educación ha dejado en claro que todas las escuelas que reciben fondos federales deben cumplir con la ley federal de derechos civiles, incluidas las protecciones del Título IX contra la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género”, agregó.

El texto “envía un mensaje terrible a nuestra juventud de que hay algo mal con las personas LGBTQ, que hay algo tan peligroso o inapropiado en nosotros que tenemos que prohibirnos y censurarnos en el salón de clases”, ha planteado el congresista demócrata Carlos G. Smith, quien es gay. La postura de los republicanos de Florida es que son los padres los que deben abordar estos temas con sus hijos, no los profesores.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Antonia Laborde

Periodista en Chile desde 2022, antes estuvo en la oficina de Washington. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS