Así transformó Moscú un simple cuartel en un gran campamento militar a las puertas de Ucrania

Imágenes vía satélite muestran el traslado de cientos de unidades de combate y armamento pesado en menos de medio año a una localidad a menos de 300 kilómetros de la frontera ucrania

Imagen satelital del 19 de enero del despliegue de cientos de tanques, lanzaderas y vehículos militares en la localidad rusa de Yelnya, a 260 kilómetros de Ucrania.
Imagen satelital del 19 de enero del despliegue de cientos de tanques, lanzaderas y vehículos militares en la localidad rusa de Yelnya, a 260 kilómetros de Ucrania.Satellite image ©2022 Maxar Technologies.

Agosto de 2020. Coordenadas 54°36′20.5″N 33°09′52.1″E. Llevan a la localidad rusa de Yelnya, en la región de Smolensk, no muy lejos de las fronteras con Bielorrusia hacia el oeste, a un centenar de kilómetros, y Ucrania, más al sur, a unos 260 kilómetros. Más allá de la pequeña ciudad rusa, de algo menos de 10.000 habitantes, a través de una imagen satelital tomada por la empresa Maxar y archivada por el servicio de mapeo Google Earth, lo que se podía divisar con esas coordenadas aquel verano de 2020 eran simplemente las instalaciones del cuartel de la 144ª División de Fusileros Motorizados. A principios del pasado mes de diciembre, el Departamento de Defensa estadounidense alertó de que allí se habían desplegado, en un puñado de meses, al menos cinco brigadas del Ejército ruso. EL PAÍS ha analizado una selección de fotografías tomadas por las empresas especializadas en imágenes de satélite Maxar y Planet Labs. Las unidades de armamento pesado en el emplazamiento militar superan en enero las 1.500.

Vayamos un poco más atrás. La comparativa hecha por Washington ―y que la prensa norteamericana atribuyó a fuentes del espionaje― utilizaba imágenes de junio y noviembre de 2021 para demostrar cómo había cambiado radicalmente el terreno con la aparición de cientos de vehículos militares en dos aparcamientos. No abría más el foco. Las fotografías usadas por ese espionaje no son tan exclusivas y están prácticamente al alcance de cualquier internauta a través de las actuales herramientas de geolocalización, generalmente de uso libre, y gracias a la explosión de empresas privadas que convierten en datos las muestras que recogen a diario sus satélites, como es el caso de Maxar y Planet Labs, ambas con sedes en Estados Unidos.

Sin embargo, no todos los sistemas de mapeo dan los mismos resultados. El gigante de internet de origen ruso Yandex, que también cuenta con este servicio de geolocalización, mantiene en estas mismas coordenadas lo que los satélites mostraban en 2018. Ni rastro del despliegue actual. Yandex es una multinacional independiente, aunque ha sufrido ya las presiones de Kremlin para abrirse a un mayor control de la información que maneja.

A través del historial de imágenes disponible en la herramienta Google Earth, se puede constatar la existencia en el norte de la localidad de Yelnya del cuartel de la 144ª División de Fusileros Motorizados. Según muestran los cambios en el terreno y la información disponible en la prensa local de Smolensk, el cuartel ha sido restaurado y ampliado en diferentes fases desde el año 2016. En mayo de ese año, precisamente, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, informó de un crecimiento en la presencia militar rusa en la franja occidental del país, hacia la frontera bielorrusa, para hacer frente a los planes de la OTAN en Europa del Este. Ya a finales de 2018, esas instalaciones contaban con decenas de tanques y vehículos de soporte militar.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

No obstante, el verde manto que cubre el distrito de Yelninski permanece inalterado hasta la segunda mitad del pasado año. Una imagen fechada por los satélites de Planet Labs el pasado 12 de octubre permite por vez primera atisbar el despliegue en marcha llevado a cabo por Moscú. Al sur del cuartel de la 144ª y a ambos lados de un vértice formado por varias rutas de circulación, se han levantado un campamento para alojar personal y un aparcamiento al que han llegado decenas de vehículos. El centro de análisis británico Janes ha podido identificar en este contingente elementos del 41º Ejército de Armas Combinadas, parte de las fuerzas terrestres rusas, pero con cuartel general en Novosibirsk, a unos 3.000 kilómetros de distancia.

Es entre octubre y noviembre del pasado año cuando, según las fotografías satelitales, se llevó a cabo el mayor esfuerzo de despliegue. A través de dos imágenes de Maxar, una fechada el 1 de noviembre y otra, el día 9 del mismo mes, con una buena capa de nieve sobre la región, es posible constatar un incremento muy significativo en la construcción de los barracones y la llegada de armamento. El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, en sus siglas en inglés), con sede en Washington, en un análisis publicado a mediados de ese mes, calculó en un 17% el incremento en “el número de estructuras militares utilizadas para el almacenamiento y alojamiento de tropas” en tan solo ocho días.

El CSIS coincidió con el centro Janes en la identificación de brigadas del 41º Ejército de Armas Combinadas, que forma parte del Distrito Militar Central ruso. Pero el despliegue no terminó ahí. Dos fotografías más, una del 29 de diciembre y otra del pasado día 19, permiten en un vistazo comprobar cómo las zonas destinadas a albergar el armamento pesado e incluso el alojamiento de uniformados han seguido creciendo en nuevas ubicaciones o en las ya disponibles. Por ejemplo, el aparcamiento cerrado en una suerte de rectángulo del terreno al suroeste del cuartel militar albergaba en noviembre en torno a 400 unidades militares, mientras que en enero cuenta ya con más de 520.

El contingente llegado a Yelnya, parte del refuerzo de Moscú —contaría ya con unos 100.000 uniformados en su flanco oeste— para una posible incursión en Ucrania, estaría formado grosso modo y según el análisis de las fotografías satelitales, que ofrecen una gran nitidez, por tanques, cañones de artillería autopropulsada, sistemas de lanzacohetes múltiples, misiles tierra-aire, lanzaderas de proyectiles balísticos de corto alcance y vehículos de apoyo militares. En total, y a 19 de enero, se podían contabilizar más de 1.500 de estas unidades de combate al norte de la localidad de la región de Smolensk. El CSIS ha vuelto a analizar este jueves el despliegue en los últimos dos meses y medio y cifra en un 24% o 25% el incremento en el armamento trasladado a menos de 300 kilómetros de la frontera con Ucrania.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Óscar Gutiérrez

Periodista de la sección Internacional desde 2011. Está especializado en temas relacionados con terrorismo yihadista y conflicto. Coordina la información sobre el continente africano y tiene siempre un ojo en Oriente Próximo. Es licenciado en Periodismo y máster en Relaciones Internacionales

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS