El Partido Popular Europeo planta cara a la ofensiva socialista en la Presidencia de la Eurocámara

Los conservadores eligen a la maltesa Roberta Metsola como su candidata para dirigir el Parlamento

La vicepresidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola.
La vicepresidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola.ALEXEY VITVITSKY / SPUTNIK / CON (Europa Press)

La eurodiputada maltesa Roberta Metsola será la encargada del Partido Popular Europeo para dar la batalla por la presidencia de la Eurocámara. Los socialistas todavía no han aclarado si van a optar a revalidar el puesto más relevante del Parlamento de la Unión Europea, pero en la reunión que los líderes de las principales delegaciones que componen el grupo, dejaron muy claro que no tienen intención de regalársela a los populares sin hacerles sudar. Hasta ahora, Metsola es vicepresidenta de la cámara y con 42 años será la persona más joven en ocupar este puesto si resulta elegida finalmente.

Hasta hace unos meses, parecía claro que llegado el ecuador de la legislatura, habría rotación en la presidencia y el socialista David Sasoli cedería el sillón al popular Manfred Weber. Esa parecía ser la dinámica implícita en el pacto suscrito en 2019, después de las elecciones, en el que las distintas familias políticas europeas se repartían los principales cargos: la Comisión la presidiría la alemana Úrsula von der Leyen; el Consejo Europeo, el liberal belga Charles Michel; el socialista español Josep Borrell sería el Alto Representante de la política exterior de la UE y la presidencia del Parlamento se turnaría entre los dos grupos más grandes.

Pero hace unos meses Weber renunció al puesto al que parecía destinado para seguir dirigiendo al grupo parlamentario popular y aspirar a la presidencia del Partido Popular Europeo. Y a partir de aquí comenzaron los movimientos y los rumores. Primero, sobre quién sería el candidato popular —ha llegado a barajarse seriamente el nombre del español Esteban González Pons— y, después, sobre si los socialistas aceptarían ceder el puesto sin dar batalla. El martes no despejaron totalmente la incógnita, pero sí que, por lo menos, van a medir si tienen posibilidades de conservar el puesto. “Es verdad que [en 2019] no había nombres explícitos, pero implícitamente sí que estaba claro que era él”, argumentan desde el grupo socialdemócrata para decir que ahora el escenario es distinto al de hace dos años.

No es el único argumento que manejan los socialistas. También vienen a admitir que el puesto que ocupa Borrell no tiene la relevancia de los otros tres. Por tanto, señalan que si finalmente pierden la Presidencia del Parlamento su papel queda muy mermado cuando son el segundo grupo por número de diputados. Y, por supuesto, recurren al resultado de las elecciones alemanas y a que el socialdemócrata alemán Olaf Scholz va a sustituir a la democristiana —y miembro de la familia popular europea— Angela Merkel. Creen que ese reparto de puestos no se correspondería al escenario político del continente: a partir de diciembre habrá socialdemócratas al mando en Madrid y Berlín, participación socialista en el Gobierno de Draghi y el Elíseo lo ocupará un liberal, Emmanuel Macron; por el contrario, los populares no tendrán el poder en ninguna de las grandes capitales.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Pero esto no convence a los populares, que piensan dar la batalla para que Roberta Metsola sea la nueva presidenta del Parlamento europeo. La política maltesa se ha impuesto a la holandesa Esther de Lange y al austriaco Othmar Karas. “Es una candidata excepcional para liderar esta institución y trabajará con todas las familias políticas”, ha proclamado el grupo popular en su cuenta de Twitter. Metsola es una abogada de 42 años procedente de Malta, el estado más pequeño de la UE, que solo envía dos europarlamentarios a la cámara. Su perfil es idóneo para seducir a otros grupos, ya que procede de un país del sur y pequeño, frente a quienes ocupan los otros dos puestos de relumbrón: Von der Leyen (Alemania, país más grande del norte) y Michel (Bélgica, país mediano del norte).

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS