Detenido en Australia un hombre de 36 años que secuestró durante 18 días a una niña

La menor, de cuatro años, ha sido hallada con vida y sin aparentes daños físicos encerrada en una casa a unos 75 kilómetros del camping en el que fue raptada

Un cartel de búsqueda de Cleo Smith, con una pegatina que reza: "Encontrada", en la comisaria de policía de Carnarvon (Australia), el jueves.Foto: STR | Vídeo: REUTERS-QUALITY

La policía australiana detuvo el jueves a un hombre de 36 años por secuestrar durante 18 días a Cleo Smith, una niña de cuatro años, en el oeste del país. La menor fue hallada el miércoles con vida y sin aparentes daños físicos encerrada en una casa en Carnarvon, una ciudad del Estado de Australia Occidental, unos 75 kilómetros al sur del camping en el que se alojaba con su madre, Ellie Smith, y su padrastro, Jake Gliddon, cuando fue raptada.

Cleo Smith fue vista por última vez en la tienda de campaña de la madre y su pareja el 16 de octubre en el camping de Blowholes. La niña se había despertado a la una de la mañana de ese sábado para pedir agua, pero cinco horas después, la madre y su pareja descubrieron que Cleo había desaparecido con su saco de dormir. Su búsqueda se activó por tierra y aire, hubo controles en carretera y un rastreo a través de las cámaras de seguridad.

Tras un primer examen médico, la policía aseguró el jueves en una rueda de prensa que la menor no sufre daños físicos. Un equipo de especialistas hablará con la pequeña para evaluar aspectos psicológicos. “Fue realmente conmovedor verla interactuar y jugar en el patio trasero [de su casa] y simplemente ser ella misma y estar cerca de sus padres”, declaró el oficial Cameron Blaine, quien participó la noche del miércoles en el operativo de rescate y que halló a la niña “despierta y jugando” en la vivienda donde estaba retenida, a tres kilómetros del hogar familiar, según los medios australianos. La policía también publicó un audio del momento en el que los agentes encontraron a Cleo, quien tras ser preguntada varias veces dice su nombre con un hilo de voz.

El detenido, identificado como Terence Darrell Kelly, fue trasladado hasta en dos ocasiones al hospital por autolesionarse antes de ser interrogado durante más de 30 horas. El hombre fue acusado de varios cargos relacionados con el secuestro, según informó la policía, que no detalló los mismos para proteger a la niña. Entre los delitos se incluye el de llevarse por la fuerza a un menor de 16 años, según el comunicado recogido por las agencias de noticias. El acusado dio a entender que comprendía los cargos que se formulaban en su contra y no pidió la libertad provisional en una primera vista celebrada ante el tribunal de justicia de Carnarvon.

Su detención se produjo durante la madrugada del jueves en una calle de la ciudad australiana, poco después de rescatar a la niña de cuatro años. La policía confirmó que Kelly, quien deberá comparecer de nuevo ante los tribunales el próximo 6 de diciembre, actuó en solitario, no tenía vínculos con la familia ni antecedentes por pederastia.

Según el diario australiano The Sydney Morning Herald, el detenido tenía en su casa una habitación llena de muñecas, algunas de ellas dentro de su caja original. Además, Kelly publicó en Facebook en abril de 2020 fotografías en las que se le veía con muñecas en un automóvil con el comentario: “Me encanta llevar a mis muñecas a dar vueltas en coche y arreglarles el pelo y hacer selfis en público”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS