ultraderecha en Francia

Marine Le Pen, absuelta por la publicación de fotos de ejecuciones del Estado Islámico

La Fiscalía solicitaba una multa de 5.000 euros para la líder de la extrema derecha francesa por difundir en las redes mensajes que pueden atentar contra la dignidad humana y ser vistas por menores

Marine Le Pen y  Gilbert Collard a su llegada a la Asamblea Nacional francesa, en París, en una imagen de archivo.
Marine Le Pen y Gilbert Collard a su llegada a la Asamblea Nacional francesa, en París, en una imagen de archivo.GEOFFROY VAN DER HASSELT / AFP
Agencias

La justicia francesa absolvió este martes a la líder ultraderechista Marine Le Pen por la difusión en diciembre de 2015 de imágenes de ejecuciones cometidas por el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés), algo por lo que la Fiscalía había reclamado una multa de 5.000 euros. Idéntica sentencia recibió el eurodiputado ultraderechista Gilbert Collard por hechos similares, cometidos por ambos días después de los atentados yihadistas del 13 de noviembre de 2015 que costaron la vida a 130 personas en París y la vecina Saint-Denis. El tribunal correccional de Nanterre ha reconocido una “vocación informativa” en la publicación de esas fotografías y estimado que su difusión “contribuye al debate público” siempre que no banalice la violencia, según indicó la emisora France Info.

Le Pen, líder de Reagrupamiento Nacional (RN, antes Frente Nacional) y Collard difundieron imágenes de asesinatos cometidos en Siria a través de las redes sociales y en respuesta al periodista francés Jean-Jacques Bourdin, que había comparado a su partido con la organización terrorista. “Eso es Dáesh [Estado Islámico]”, escribió entonces Le Pen junto a las fotos. Entre las imágenes había unas de la decapitación del reportero estadounidense James Foley, así como de un hombre aplastado por las cadenas de un tanque y de un prisionero quemado vivo dentro de una jaula. Alertada por el Ministerio del Interior, la Fiscalía francesa abrió una investigación por difusión de imágenes violentas, un cargo que acabó por convertirse en difusión de mensajes violentos que pueden dañar la dignidad humana y ser vistos por menores.

Más información

Ese delito está penado con hasta tres años de cárcel y 75.000 euros de multa. El proceso, que comenzó el pasado 10 de febrero, sufrió antes de su inicio varios retrasos porque la justicia tuvo que pedir sendos suplicatorios, primero al Parlamento Europeo y posteriormente a la Asamblea Nacional francesa, donde Le Pen es diputada. Además, la líder ultraderechista se negó a ser sometida a un examen psiquiátrico por considerarlo denigrante.

La política francesa, que perdió la segunda vuelta de las pasadas presidenciales, en 2017, frente al actual mandatario, Emmanuel Macron, y una de las favoritas para los comicios de 2022, negó en el juicio que sus imágenes pudieran incitar al terrorismo o atentaran contra la dignidad humana. “Es el crimen el que atenta contra la dignidad humana, no su reproducción fotográfica”, destacó en el inicio del proceso, donde también subrayó que esas fotos solo provocaban “asco, rechazo, no adhesión”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50