Al menos 43 migrantes mueren en aguas libias en su intento por llegar a Europa

La ONU pide que se reanuden los rescates en la ruta del Mediterráneo central

Decenas de migrantes son rescatados en el Mediterráneo central el 11 de noviembre de 2020 a pocos kilómetros de la costa de Libia.
Decenas de migrantes son rescatados en el Mediterráneo central el 11 de noviembre de 2020 a pocos kilómetros de la costa de Libia.Sergi Camara / AP
Agencias

Al menos 43 personas perdieron la vida en un naufragio ocurrido el martes en aguas cercanas a las costas de Libia, según han informado este miércoles la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Ambas organizaciones declararon ayer estar “profundamente entristecidas”.

El naufragio, en el que una decena de migrantes fueron rescatados, es el primero de 2021 en el Mediterráneo central, una de las rutas más frecuentadas por migrantes desde el continente africano hacia Europa; y también una de las más peligrosas.

La OIM y Acnur recordaron en un comunicado que el pasado año cientos de personas perdieron la vida al intentar cruzar el Mediterráneo central, principalmnete desde Libia, y expresaron el temor a que las cifras de fallecidos totales intentando llegar a Europa aumenten en 2021. “Ésta pérdida en vidas humanas subraya una vez más la necesidad de que se reactiven las operaciones estatales de rescate, cuya interrupción está intentando ser paliada por ONG y buques comerciales pese a su limitada capacidad”, señalaron las dos agencias de Naciones Unidas con sede en Ginebra (Suiza).

La embarcación había partido el martes desde Zauiya, 50 kilómetros al oeste de Trípoli, y naufragó debido al fuerte oleaje, después de que el motor de la embarcación se estropeara a las pocas horas de viaje. Los fallecidos eran hombres procedentes de África Occidental, según los supervivientes de Costa de Marfil, Nigeria, Ghana y Gambia. Esta decena de personas fueron llevados de vuelta a Libia y la ONU y sus colaboradores en el terreno les suministraron comida y agua tras la tragedia.

En el comunicado, la ONU exige “poner fin a los retornos a puertos inseguros, estableciendo unos mecanismos de desembarco seguros y predecibles acompañados de muestras de solidaridad tangibles por parte de los Estados europeos”. También vuelve a llamar la atención sobre la situación en Libia, donde la situación es “extremadamente precaria” y donde “muchos migrantes son explotados por traficantes y redes de trata, retenidos para pedir rescates, torturados y víctimas de abusos”. En 2020 unas 1.200 personas murieron en el Mediterráneo cuando intentaban llegar a Europa, en su mayoría en la ruta central.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50