Grecia-Turquía, el permanente dolor de cabeza de la UE

El contencioso vuelve a poner en cuestión a la Alianza Atlántica y muestra de nuevo la dificultad de los Veintisiete para actuar unidos

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan y el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, se saludan en un encuentro de la OTAN el pasado diciembre.
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan y el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, se saludan en un encuentro de la OTAN el pasado diciembre.Anadolu Agency / Anadolu Agency via Getty Images

Aunque otra vez ausente de los titulares, el contencioso greco-turco debería ser una prioridad en la agenda de la Unión Europea. Basta recordar que enfrenta a un país miembro, con el añadido de Chipre y ahora de Francia, con otro que es candidato a la adhesión y aliado en la OTAN. Y, más allá de la tensión bilateral, su existencia vuelve a poner en cuestión a la Alianza Atlántica y muestra nuevamente la dificultad de la Unión para actuar unida...

Más información

Lo más visto en...

Top 50