El alcalde de Minneapolis, expulsado de una manifestación contra el racismo al grito de “vergüenza”

El demócrata Jacob Frey acudió a la movilización a título personal, pero fue echado por no querer comprometerse a retirar los fondos a la policía

Jacob Frey, alcalde de Minneapolis, es insultado por los manifestantes mientras abandona una concentración antirracista. En vídeo, la escena del incidente.Vídeo: REUTERS

Solo unos días después de mostrarse muy emocionado en el funeral de George Floyd, en el que se arrodilló frente al ataúd, el alcalde de Minneapolis acudió a título personal a una manifestación antirracista convocada este sábado en repulsa por la violencia policial dirigida contra la comunidad afroamericana en la capital del estado de Minnesota. Una vez allí, se dirigió a la cabeza de la misma para dialogar con los convocantes y asumir las responsabilidades propias de su cargo.

Como se puede ver en un vídeo subido al perfil de la redactora de AJ Plus, Sana Saeed, en la red social Twitter, Frey está pidiendo perdón por la tragedia que ocurrió bajo su gestión, promete cambios estructurales en el sindicato de policía y cuando se está refiriendo al problema del racismo instaurado en las instituciones, una de las convocantes toma el micrófono para exigirle que se comprometa a retirar los fondos a la policía local, amenazándole con no ser reelegido en caso contrario.

Frey responde que no apoya la “abolición total de la policía” y la convocante reacciona pidiéndole airadamente que abandone el lugar. El alcalde decide marcharse por su propio pie, como se puede ver en el vídeo que acompaña al texto, mientras los manifestantes le despiden al grito de “¡vergüenza!” e incluso uno de los asistentes le llega a lanzar un objeto sin lograr alcanzarle.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS