Altercados en otra jornada de protestas contra el abuso policial que se extienden desde la Casa Blanca a Atlanta

Dos muertos durante los disturbios en la cuarta noche de manifestaciones por la muerte de George Floyd bajo custodia de la policía

Manifestantes contra los abusos policiales racistas, en el exterior de la Casa Blanca.Foto: AP | Vídeo: REUTERS

La Casa Blanca ha cerrado el cerco sobre sí misma este viernes por la noche debido a las protestas para reclamar justicia por la muerte del afroamericano George Floyd, muerto bajo custodia policial el pasado lunes. Fuera del recinto, el Servicio Secreto ha detenido al menos a dos de los cientos de participantes, según medios locales. Es la primera manifestación contra el abuso policial en la capital de Estados Unidos, en una jornada en la que el presidente Donald Trump ha comparecido para romper con la Organización Mundial de la Salud (OMS) sin mencionar la tragedia. En Nueva York también se han producido arrestos después de que los manifestantes bloquearan el tráfico en Foley Square y en el puente de Brooklyn. En la víspera, 40 personas fueron detenidas. Además, según fuentes policiales citadas por medios estadounidenses, un joven de 19 años ha muerto por disparos en Detroit mientras participaba en las protestas y un agente federal ha fallecido por la misma causa en Oakland, California. En otras ciudades, como Atlanta y Los Ángeles, también ha habido disturbios. En Minneapolis, el lugar de la tragedia, un grupo de manifestantes se ha arrodillado pacíficamente frente a la comisaría incendiada la víspera, mientras cantaba “manos arriba, no disparen”.

Varios manifestantes llegaron hasta la sede principal de la cadena de televisión CNN, en Atlanta, donde prendieron fuego en el exterior, rompieron ventanas, arrojaron objetos al edificio y colgaron una bandera que rezaba: “La vida de los negros importa". Durante la tarde fue detenido -y luego liberado- un periodista afrolatino de la televisión mientras cubría en vivo las protestas en Minneapolis. En un apasionante y crítico discurso, la alcaldesa afroamericana de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, pidió el fin de los disturbios en la ciudad. “Esto no es una protesta. Esto no estaba en el espíritu de Martin Luther King Jr. Esto es un caos ”, sostuvo. “Una protesta tiene un propósito. Cuando el Dr. King fue asesinado no le hicimos esto a nuestra ciudad”. Y finalizó con un llamamiento a que los manifestantes se fuesen a casa.

Horas antes de esta cuarta noche de protestas, Derek Chauvin, el policía blanco que clavó su rodilla en el cuello de Floyd hasta que perdió la consciencia y murió minutos después, ha sido detenido y acusado formalmente por la violenta muerte del arrestado, cuatro días después del suceso. Los otros tres agentes implicados también han quedado bajo custodia policial y la investigación sobre sus respectivos casos continúa. El fiscal del condado no ha descartado que se presenten cargos contra de ellos.

Ben Crump, el abogado que representa a la familia de Floyd, ha dicho que sus clientes se sentían “aliviados” después del arresto de Chauvin, pero que creen que debería ser acusado de asesinato, y no por homicidio involuntario. “La familia no confía en el Departamento de Policía de Minneapolis ni en ninguna persona afiliada al Departamento de Policía de Minneapolis”, ha afirmado el abogado.

Las manifestaciones comenzaron después de que se difundiera un vídeo de Floyd en el que decía, bajo el peso de la rodilla de Chauvin, que no podía respirar. “Todo me duele... agua o algo, por favor. Por favor, por favor. No puedo respirar, agente, no puedo respirar”. Como en otras jornadas, manifestantes y policías se enfrentaron en varios puntos del país al son de gritos como “Sin justicia no hay paz” y “Las vidas de los negros importan”. El gobernador de Minnesota, Tim Walz, ha firmado una orden ejecutiva el viernes imponiendo el toque de queda en Minneapolis y St. Paul durante todo el fin de semana a raíz de los incendios y saqueos. “Es hora de reconstruir nuestra comunidad y eso comienza con la seguridad en nuestras calles”, ha sostenido Walz en un comunicado

Más información

Lo más visto en...

Top 50