Ataques informáticos

Cientos de páginas web israelíes sufren un ciberataque con imágenes de Tel Aviv bajo las bombas

El bloqueo informático se produce en medio de una ciberguerra encubierta con Irán

Imagen del ciberataque registrado en Israel que muestra a Netanyahu poniéndose a salvo ante el bombardeo de Tel Aviv.
Imagen del ciberataque registrado en Israel que muestra a Netanyahu poniéndose a salvo ante el bombardeo de Tel Aviv.EL PAÍS

Centenares de páginas en Internet israelíes se han visto afectadas este jueves por un ciberataque que mostraba imágenes de Tel Aviv bajo las bombas al activar los ordenadores. Sitios web de grandes empresas, Ayuntamientos y organizaciones sanitarias se vieron bloqueados a primera hora de la mañana con el mensaje “Estad preparados para una gran sorpresa: la cuenta atrás para la destrucción de Israel ha comenzado hace mucho”. La advertencia enlazaba con un vídeo que mostraba varias ciudades del país en llamas firmado por el grupo Los piratas de los salvadores.

El ciberataque se produce tras las perturbaciones informáticas que sembraron el caos el pasado día 9 en el puerto iraní de Shahid Rajai, en el estratégico estrecho de Ormuz, y de la alteración sufrida en los sistemas de datos de la compañía nacional israelí de suministro de agua el 25 de abril. La ciberguerra soterrada en la que supuestamente se miden Irán e Israel parece haber tenido un nuevo episodio coincidiendo con el llamado Día de Al Quds. Durante esta conmemoración, muchos países islámicos recuerdan en torno al último viernes de Ramadán la ocupación de Jerusalén Este, tras la guerra de 1967, mediante protestas masivas contra el Estado judío. Las marchas de este año no han podido convocar en Teherán a causa de la pandemia.

La Dirección Nacional de Ciberseguridad de Israel señaló que el ataque solo había afectado “superficialmente” a páginas de algunas empresas privadas, en su gran mayorías albergadas en el servidor de la compañía UPress. Expertos en seguridad del ciberespacio citados por la prensa hebrea estiman que el ciberataque no parece llevar la marca de los servicios de inteligencia de Teherán, que suelen dirigir sus operaciones digitales contra objetivos estatales y militares. Los mismos analistas apuntan a que el grupo Piratas de los salvadores puede contar con hackers operando desde Turquía, la franja de Gaza o países norteafricanos.

Sin embargo, el director del programa de ciberseguridad del Instituto Nacional de Estudios de Seguridad de Israel, el excoronel Gabi Siboni, advierte de que “Irán ha incrementado notablemente sus capacidades tecnológicas en la ciberguerra”. “Los operadores de los Guardianes de la Revolución cuenta ahora con sistemas de alto nivel que saben manejar con gran habilidad”, ha precisado en una conferencia telefónica con periodistas extranjeros. “Esto no es un juego”, concluye, “pues se está produciendo una escalada”.

El guía supremo de la revolución iraní, ayatolá Alí Jamenei, declaró el miércoles a través de Twitter que Irán está dispuesto a “apoyar y prestar asistencia a todo grupo o nación que se oponga y combata al régimen sionista”. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, le replicó de inmediato: “Todo régimen que amenace con exterminar a Israel afronta ese mismo riesgo”.

La reciente ciberescalada entre los dos grandes enemigos de Oriente Próximo se ha producido en medio de una espiral de incursiones aéreas israelíes contra objetivos proiraníes en Siria, que han puesto fin desde hace un mes a una tregua no declarada desde el inicio de la pandemia.

La Organización Marítima y de Puertos de Irán reconoció hace una semana que las instalaciones portuarias próximas a Bandar Abbas, ciudad costera en la embocadura del golfo Pérsico, habían sufrido un ciberataque en algunos sistemas de operadores privados, sin afectar al ordenador central.

Imágenes tomadas desde satélites por la compañía Planet Labs y verificadas por Times of Israel mostraban días después una anormal concentración de contenedores sin descargar en los muelles, así como numerosos buques fondeados fuera del puerto a la espera de poder atracar y atascos de camiones en las carreteras de acceso.

El ciberataque registrado en abril contra la compañía nacional de aguas de Israel Mekorot, afectó a seis estaciones de la red de bombeo y depuración, varias de las cuales quedaron desconectadas del sistema informático que las regula mientras que otras sufrieron alteraciones en sus datos. En una de ellas, los hackers se apoderaron de la información almacenada en el sistema.

Más información

Lo más visto en...

Top 50