La Fiscalía venezolana pide la extradición de dos asesores de Guaidó y un exmilitar estadounidense

La justicia evita actuar contra el líder opositor por el intento fallido de incursión marítima

Foto de archivo de Juan José Rendón, asesor de Guaidó, en 2013.
Foto de archivo de Juan José Rendón, asesor de Guaidó, en 2013.Yasmín Rincón (EFE)

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, anunció este viernes 22 nuevas órdenes de captura en contra de civiles y militares que el pasado domingo participaron en la denominada Operación Gedeón, un operativo militar fallido que planificaba el desembarco en las costas venezolanas. El procedimiento judicial incluye prisión para el asesor político de Guaidó Juan José Rendón; para Sergio Vergara, militante del partido Voluntad Popular, miembro del equipo del rival de Maduro; y para el contratista militar estadounidense Jordan Goudreau, por estar involucrados en el “diseño, financiamiento y planificación armada” en contra del Estado venezolano. Los tres residen en Estados Unidos, por lo que Venezuela solicitará la extradición. Saab tuvo duras palabras para el Gobierno de Colombia y su presidente, Iván Duque, a quien acusó de amparar y planificar campos de entrenamiento militar y operaciones conspirativas “para agredir a Venezuela”.

La incursión militar fue concebida en el exterior y fue neutralizada por los organismos de seguridad del chavismo. El Gobierno y el aparato del régimen han enfundado estos días todas sus baterías en contra de Juan Guaidó como cabecilla y presunto responsable de este alzamiento coordinado por algunas decenas de exiliados venezolanos con el apoyo de exsoldados estadounidenses. Nicolás Maduro y otros funcionarios de su Gobierno han amenazado reiteradamente a Guaidó con la cárcel. Sin embargo, la Fiscalía, controlada por el oficialismo, no formalizó acusaciones en su contra y el fiscal evadió el tema cuando fue abordado por la prensa.

La Operación Gedeón se ha reconstituido después de que la policía del chavismo arrasara con sus células fundacionales y matara a uno de sus líderes, Óscar Pérez, en enero de 2018. Goudreau, Rendón y Vergara están fuera del país. Otras 31 personas, incluyendo dos ciudadanos estadounidenses, han sido capturados en operativos del Ejército y la policía política, el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en varios puntos de las costas del Caribe durante el transcurso de la semana. Los estadounidenses capturados en esta fracasada incursión son Luke Denman y Airan Berry. Ambos han sido interrogados y los vídeos con sus confesiones, difundidos por Maduro y el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

La Operación Gedeón se ha traducido en otra tormenta política para Juan Guaidó, acaso la más compleja de todas. Una vez desbaratada aquella tentativa, Rendón reveló a CNN que él y Vergara estudiaron con Goudreau, directivo de la empresa de seguridad estadounidense Silvercorp, mercenario y veterano de guerra de Irak y Afganistán, la posibilidad de adentrarse en Venezuela con 800 hombres para capturar y derrocar a Maduro.

Rendón reconoció que se llegó a redactar un contrato y se adelantó el pago de 50.000 dólares a Goudreau para ejecutar la operación. Aquellas tentativas se disolvieron rápidamente una vez comprobado el comportamiento errático de Goudreau, según el consultor. El acuerdo, insistió, no se llevó a efecto y las relaciones quedaron rotas. Rendón agregó que Guaidó mantuvo en todo momento distancia de este proceso, aunque estaba al tanto del mismo.

Estas revelaciones han enfurecido a la opinión pública venezolana y han regresado municiones a los detractores de Guaidó, la mayoría de ellos en silencio luego de su última gira internacional. La irritación incluye a muchos de los propios aliados de Guaidó, que, lamentan no estar siendo consultados al momento de la toma de delicadas decisiones. Están irritados por la recurrencia de operativos armados fallidos que les toman de sorpresa, muchos de los cuales son llevados adelante de manera inconsulta.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Primero Justicia, cuyo líder fundamental es Julio Borges, emitió un comunicado en el cual reclama el fortalecimiento de una dirección colectiva en la toma de decisiones, exige la distancia con grupos ilegales y pide la destitución de Rendón y Vergara de sus funciones. Luego de exigir respeto para la vida y los derechos humanos de los capturados, y de afirmar no tener vínculo alguno con la Operación Gedeón, Guaidó ha guardado un incómodo silencio, pese a que muchas personas le han pedido que termine de aclarar lo sucedido. Desde Miami, entretanto, militares venezolanos en el exilio insisten en que la Operación Gedeón tiene varias ramificaciones internacionales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS