Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México elige nueva ‘ombudsman’ de Derechos Humanos entre acusaciones de pérdida de autonomía

El Senado vota a favor de Rosario Piedra, excandidata del partido gobernante, para ocupar el cargo de la Comisión Nacional

Rosario Piedra, con la medalla Belisario Domínguez, otorgada a su madre.
Rosario Piedra, con la medalla Belisario Domínguez, otorgada a su madre. Cuartoscuro

Rosario Piedra es la nueva presidenta de la Comisión de Derechos Humanos (CNDH) de México, la Defensoría del pueblo. El Senado ha elegido este jueves por mayoría calificada a la hija de la activista Rosario Ibarra de Piedra, un icono de la búsqueda de justicia para desaparecidos y presos políticos, como encargada de la máxima instancia en derechos humanos para los próximos cinco años. Ibarra de Piedra recibió la máxima condecoración del Gobierno mexicano por parte de la actual organización. Piedra sustituirá a Luis Raúl González y se convertirá en la segunda mujer que ocupe el puesto, tras el paso de Mireille Roccatti entre 1997 y 1999. La oposición y organizaciones civiles agrupadas en el colectivo #CNDHAutónoma reclaman que Piedra es muy cercana al presidente, Andrés Manuel López Obrador, y que su nombramiento compromete la autonomía de la Comisión.

Piedra es psicóloga por la Universidad Autónoma de Nuevo León y pertenece desde 1975 al Comité Eureka por la Búsqueda de Desaparecidos, que ha tomado el testigo de la causa de su madre y se ha abocado a aclarar los crímenes cometidos durante la guerra sucia en México, que abarca los años sesenta, setenta y ochenta. La nueva titular de la CNDH fue candidata a diputada y secretaria de Derechos Humanos de Morena, el partido del Gobierno. "No hay impedimento legal, pero hay mucha reserva por parte de la oposición", apunta Emilio Álvarez Icaza, senador independiente. "Primero está mi conciencia, mis principios, el imperativo ético de defender la justicia, y no las afinidades partidistas o de amistad", respondió Piedra cuando fue cuestionada sobre su apoyo a López Obrador. "Trabajaré de la misma forma en que lo he hecho por más de 40 años", escribió la nueva presidenta en su cuenta de Twitter tras conocerse la decisión.

La designación tuvo que votarse tres veces, después de que la terna que habían propuesto las comisiones de Justicia y Derechos Humanos no contaran con el respaldo necesario de dos terceras partes de los senadores presentes. "Fue una terna envenenada. Carece de legitimidad, principalmente porque no se siguió el procedimiento y porque cuando una terna no reúne dos tercios, se tiene que proponer una nueva", afirma José Antonio Guevara, de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos. 

"Tener una presidenta a modo no ayuda a los mexicanos", dijo antes de la votación la senadora Kenia López, del conservador Partido Acción Nacional y presidenta de la comisión de Derechos Humanos. "López Obrador no respeta la autonomía de los órganos autónomos", señaló Gustavo Madero, del mismo partido. Piedra obtuvo 76 votos de los 114 senadores presentes, por delante de Arturo Peimbert (24 votos) y José de Jesús Orozco (8). Seis legisladores se abstuvieron. La CNDH se fundó en 1992, pero tiene autonomía desde 1994. "Prefiero a la gente que ha padecido en carne propia violaciones a los derechos humanos, entregarles a ellos la encomienda", rebatió López Obrador en su conferencia matutina del miércoles, aunque reiteró que la decisión era del Senado, que tiene una mayoría de Morena. 

Tras la polémica por la designación, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha alabado este viernes la elección. "Se trata de una mujer que padece por la desaparición de su hermano", ha declarado sobre Ibarra. El mandatario ha aprovechado su conferencia matutina para atacar a la dirigencia actual del organismo, con quien ha tenido diversos encontronazos en los últimos meses. "Esto abre la posibilidad de que la CNDH deje de ser una pantalla, organismo alcahuete del régimen y se profundice en las investigaciones y se acaba con la impunidad y se dé una respuesta a los familiares de las víctimas".

Apenas el pasado 23 de octubre, Rosario Ibarra de Piedra, que busca a su hijo Jesús Piedra desde hace 44 años, fue condecorada por el Senado con la medalla Belisario Domínguez, la distinción más importante de México. Rosario Piedra recibió la medalla y Claudia Piedra, hermana menor de la nueva titular de la CNDH, fue la encargada de pronunciar el discurso de su madre, en el que rechazó recibir el reconocimiento hasta que se esclareciera el paradero de su hijo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información