Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara aplaza la investidura de la nueva Comisión tras ser rechazados tres comisarios

Von der Leyen asumirá su cargo el 1 de diciembre como muy pronto, con un mes de demora

Jean-Claude Juncker recibe en Bruselas el 23 de julio a su sucesora, Ursula von der Leyen.
Jean-Claude Juncker recibe en Bruselas el 23 de julio a su sucesora, Ursula von der Leyen. AFP

La nueva Comisión Europea arrancará con al menos un mes de retraso. Los grupos políticos de la Eurocámara acordaron este miércoles retrasar la votación sobre el Ejecutivo de Ursula von der Leyen tras haber rechazado tres de los comisarios propuestos (Francia, Rumania y Hungría). Esos países todavía no han propuesto a sus nuevos aspirantes, por lo que es imposible llegar a la fecha prevista del 23 de octubre para su investidura. La Cámara todavía no ha puesto fecha, pero está dispuesta a rehacer el calendario para que el nuevo Ejecutivo comunitario pueda echar a andar el 1 de diciembre.

El equipo de Jean-Claude Juncker deberá seguir, como mínimo, un mes más a los mandos de la Comisión Europea. El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, y los líderes de los grupos políticos decidieron atrasar la votación del Ejecutivo. “El Parlamento, que está dispuesto a votar a tiempo para permitir que la nueva Comisión arranque el 1 de diciembre, solicita el nombramiento rápido de los nuevos tres comisarios designados”, sostuvo el portavoz de la Eurocámara, Jaume Duch.

Tras el rechazo de la francesa Sylvie Goulard (Renew, grupo liberal), la rumana Rovana Plumb (S&D, socialista) y el húngaro László Trócsányi (PPE, popular), debe ponerse en marcha el proceso de designación de los nuevos aspirantes. Los países deben hacer su propuesta primero a Von der Leyen, que deberá entrevistarse con ellos y darles el visto bueno y asignarles una cartera. A continuación, pasarán el dictamen de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara para aclarar que no hay conflicto de intereses (en la anterior ronda tumbó a dos candidatos), y por último deberán someterse a examen en comisión parlamentaria.

El Parlamento Europeo todavía no ha decidido una fecha para la nueva votación. Los grupos barajan el 23 de noviembre para dar tiempo a todo el proceso y porque, además, el plenario tendrá lugar en Estrasburgo (Francia). París viene demandando que las decisiones más importantes se tomen en esa sede y no en Bruselas.

Paridad del nuevo Gabinete

De haberse cumplido el calendario inicial, la nueva Comisión hubiera empezado a trabajar el próximo 1 de noviembre. Con el retraso, será Juncker quien siga liderando el Ejecutivo justo el día en el que, en principio, el Reino Unido debe salir de la Unión Europea. Si todo el proceso sigue su curso sin nuevos varapalos de la Eurocámara, Von der Leyen tomará las riendas de la Comisión coincidiendo con el cambio de presidente en el Consejo Europeo, que pasará a estar presidido por el belga Charles Michel.

Otra de las incógnitas que deja la situación actual es el grado de paridad de la próxima Comisión. El equipo de Von der Leyen constaba de 14 hombres y 13 mujeres (contando a la alemana). Pero el revés a los tres candidatos de momento lo deja en 13 hombres y 11 mujeres. Dependerá, pues, de las propuestas que formulen París, Budapest y Bucarest que pueda mantener el equilibrio de género.

No es la primera vez que la Comisión Europea demora su arranque. En 2004, por ejemplo, el portugués José Manuel Durão Barroso comenzó unas semanas más tarde y, en 2009, el mismo presidente se demoró más de tres meses.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información