Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corbyn expulsa del partido al exjefe de prensa de Blair por votar a los liberales

Alastair Cambell quiso protestar por la ambigüedad laborista con el Brexit

Alastair Campbell, después de la entrevista, en Londres Ampliar foto
Alastair Campbell, después de la entrevista, en Londres

La paciencia de Jeremy Corbyn es muy limitada con los restos del blairismo en el seno de su partido. La dirección laborista ha expulsado fulminantemente al exdirector de Comunicación del ex primer ministro, Tony Blair, y una de las figuras clave en los años del "Nuevo Laborismo", Alastair Campbell. El famoso asesor político, que hoy se dedica fundamentalmente a asesorar a empresas sobre el "riesgo reputacional", se había implicado en los últimos meses en la campaña a favor de un nuevo referéndum sobre el Brexit de la organización People´s Vote. Confiaba hasta ahora en que el Partido Laborista, comprometido después de su congreso de Liverpool del pasado septiembre a impulsar una nueva consulta popular sobre la salida del Reino Unido de la UE, acabara por adoptar esta política. Pero la ambigüedad mantenida por Corbyn empujó a Campbell a ejercer un voto de protesta en las elecciones al Parlamento Europeo y respaldar a los liberales demócratas, la fuerza que ha defendido de un modo más consistente la permanencia en la Unión Europea.

El asesor político ha anunciado que tiene intención de recurrir la decisión, y ha presentado como una pequeña victoria el hecho de que Corbyn, una vez constatada la debacle del laborismo en los comicios europeos, haya comenzado a dar señales de que respaldará finalmente un nuevo referéndum. "La dirección laborista parece haber comenzado a moverse en la dirección correcta en lo que al Brexit se refiere. Y en gran parte gracias a la votación táctica de muchos miembros del partido, incluidos diputados, concejales y lores", ha dicho Campbell en la cadena de radio LBC.

Su exjefe, Tony Blair, se ha mostrado comprensivo con la disidencia de su antiguo asesor, aunque ha asegurado que él sí votó a los laboristas en las europeas, "sin gran entusiasmo".

Muchos veteranos del partido han expresado su protesta por la decisión, y le han recordado a Corbyn que ha sido mucho más paciente con todos aquellos afiliados que en los últimos meses han sido acusados de antisemitismo. En la mayoría de los casos, la dirección ha optado por la suspensión, a la espera de que concluyera la investigación interna.

No solo los laboristas han sufrido episodios de deserción desagradables como el de Campbell. El Partido Conservador también expulsó -y se granjeó por ello duras críticas- al histórico Michael Heseltine, figura clave en los gobiernos de Margaret Thatcher, y quien también decidió en el último momento dar su voto a los liberales demócratas "ante el suicidio económico al que los conservadores están conduciendo al país con su política del Brexit". El exprimer ministro John Major, defensor también de la posibilidad de un segundo referéndum, ha protestado por la decisión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información