Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Las células islámicas de la región son parte de una red internacional”

Rohan Gunaratna, uno de los mayores expertos en terrorismo islámico en el sur de Asia, ve similitudes entre los atentados de Sri Lanka y otros puntos del sureste asiático

Agentes de seguridad custodian este martes los alrededores de la iglesia de San Antonio en Colombo.
Agentes de seguridad custodian este martes los alrededores de la iglesia de San Antonio en Colombo. AFP

“Las células terroristas de la región son parte de una red yihadista internacional” y la reivindicación del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) de los atentados de Sri Lanka lo confirma, afirma el académico Rohan Gunaratna, 58 años, director del Centro Internacional para la Investigación del Terrorismo y la Violencia Política con sede en Singapur, y considerado uno de los mayores expertos internacionales en terrorismo islamista de Asia.

En una entrevista realizada por teléfono horas antes de que se conociera en los medios la reivindicación por parte del ISIS de los ataques a hoteles de lujo e iglesias en la antigua Ceilán, el académico, originario precisamente de Sri Lanka y que ya daba por segura la atribución de los atentados al ISIS, apunta que parte del núcleo duro de los yihadistas en la isla se había entrenado con el grupo islamista local National Tawhid Jamaat, hasta ahora de poco alcance. Esos extremistas “se radicalizaron durante un largo periodo en Sri Lanka y luego viajaron al sur de la India para expandir la red”, apunta. Son grupos coordinados, pero desconoce si hay extranjeros entre los implicados en la matanza en Sri Lanka. “Todavía no se sabe”, admite, pero añade que algunos de los detenidos “han jurado lealtad a ISIS”.

Hasta 41 esrilanqueses, subraya, marcharon a Irak y Siria para unirse a las filas del ISIS. Entre ellos, el que fuera su máximo representante en Sri Lanka, Abu Shuraih Sailani, asesinado durante un bombardeo en 2015.

Gunaratna advierte que lo ocurrido en su país natal es similar a otros atentados recientes en distintos puntos de Asia; 28 personas murieron tras ataques a iglesias cristianas en Surabaya (Indonesia) hace un año y al menos 20 fallecieron en enero tras un atentado contra una catedral católica en Jolo (Filipinas). Ambos golpes fueron en principio perpetrados por grupos yihadistas locales, Jemaah Ansharut Daula (JAD) y Abu Sayyaf, respectivamente, los dos en la esfera de ISIS, que reclamó la autoría.

Las derrotas del ISIS en Oriente Próximo, y el consecuente retorno de combatientes a sus países de origen, en parte explican lo ocurrido en Sri Lanka, Indonesia o Filipinas, según Gunaratna, que advierte de los planes de expansión del grupo terrorista en esos y otros países asiáticos.

El objetivo del Estado Islámico en los últimos años ha sido el de declarar una wilayat (provincia del califato) en Asia, algo que intentaron sin éxito en Indonesia en 2015 y en Filipinas en 2017, con la toma temporal de Marawi (en la región autónoma del Mindanao musulmán) por parte de grupos yihadistas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información