Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso de EE UU pide a Trump acabar con el apoyo militar en la guerra de Yemen

La resolución aprobada en la Cámara de Representantes con los votos de los demócratas y de 16 republicanos urge a retirar las tropas que colaboran con Arabia Saudí

Seguidores hutíes cantan consignas durante un mitin para conmemorar el cuarto aniversario de la guerra el 26 de marzo de 2019 en Saná, Yemen.
Seguidores hutíes cantan consignas durante un mitin para conmemorar el cuarto aniversario de la guerra el 26 de marzo de 2019 en Saná, Yemen. Getty Images

El Congreso de Estados Unidos urge al presidente Donald Trump a que abandone a Arabia Saudí en la guerra de Yemen. La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, ha aprobado este jueves una resolución para que Washington retire su apoyo militar a la coalición saudí en la batalla contra los rebeldes Huthi, respaldados por Irán. Tras cuatro años, el sangriento conflicto ha provocado cerca de 10.000 muertes y, según Naciones Unidas, se ha convertido en la crisis humanitaria más grande del mundo con un país al borde de la hambruna. La única manera de que el texto aprobado por los congresistas no salga adelante es que el mandatario republicano haga uso del veto por segunda vez durante su Administración

Con 247 votos a favor y 176 en contra, la resolución liderada principalmente por el Partido Demócrata, pero que contó con el apoyo de 16 republicanos, se lee como una reprimenda a la política internacional de Trump y su alianza con Riad. La petición de que se retiren las tropas estadounidenses se ampara en la ley de poderes de guerra de 1973. Esta normativa defiende que si no hay una declaración de guerra específica, el presidente no puede enviar tropas de EE UU sin la aprobación del Congreso.

El Senado, de mayoría republicana, aprobó el texto en marzo con 54 votos a favor y 46 en contra. “Comenzamos el proceso de reclamar nuestros poderes constitucionales poniendo fin a una guerra que no ha sido autorizada por el Congreso y que es claramente inconstitucional”, dijo entonces el senador y precandidato demócrata Bernie Sanders, uno de los impulsores de la iniciativa. La resolución exige que el Gobierno retire en un plazo de 30 días a las fuerzas armadas estadounidenses "de las hostilidades en Yemen o que afecten al país”, exceptuando las operaciones contra el grupo yihadista Al Qaeda.

Si Trump ejerce su veto, como se prevé que hará, ninguna de las dos Cámaras contaría por el momento con los votos necesarios para revertirlo. "Los senadores que votaron 'sí' dicen que quieren poner fin a los bombardeos en Yemen y apoyar los derechos humanos. Pero realmente tenemos que pensar en cuáles son los derechos humanos", sostuvo el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, tras la votación del Senado. “Si realmente se preocupan por las vidas yemeníes, apoyarían el esfuerzo liderado por Arabia Saudí para evitar que Yemen se convierta en un estado títere de la corrupta y brutal República Islámica de Irán", defendió.

Las presiones a la Casa Blanca para que deje de apoyar a Arabia Saudí y así cese sus controvertidos bombardeos en uno de los países más pobres del mundo se agudizó el pasado octubre con el brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi, crítico con la monarquía saudí. La tibieza con que manejó el escándalo la Administración de Trump durante los 17 días que tardó Riad en reconocer la muerte del articulista de The Washington Post enfureció a los legisladores que exigían una respuesta contundente contra el Reino del Desierto. Según The New York Times la resolución aprobada en el Congreso también desaprueba la gestión de Trump en este caso “por su continua defensa del reino”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información