Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Un hospital comunica por videoconferencia a un paciente su muerte inminente

Ernest Quintana, un californiano de 78 años, descubrió que iba a fallecer a través de una videollamada con un médico mientras estaba ingresado

Ernest Quintana, en una fotografía de 2009.
Ernest Quintana, en una fotografía de 2009.

Ernest Quintana descubrió que le quedaban pocos días de vida a través de una videollamada. El pasado domingo tres de marzo un doctor le comunicó a través de una videoconferencia en su habitación del hospital Kaiser Permanente en Fremont (California) que sus pulmones, afectados por una enfermedad crónica, no podrían aguantar mucho más. Quintana falleció dos días después, el lunes cinco, a los 78 años.

La familia de Quintana ha protestado por este sistema de información "deshumanizado". "Sabíamos que iba a suceder y él estaba muy enfermo, pero no se pueden dar noticias de esta manera, debería haber venido un ser humano", declaró Annalisia Wilharm, nieta del fallecido, a la cadena de televisión local KTVU. Annalisie también publicó una imagen de la videoconferencia con el médico en su cuenta de Facebook con la frase: "Esto fue horrible para mí y para él".

Como su abuelo tenía un problema de audición y no podía escuchar lo que el doctor estaba diciendo, su nieta se vio obligada a repetírselo. El hospital ha respondido con una declaración en la que ofrece sus condolencias a la familia y explica que "esta tecnología de vídeo privado es equivalente a una conversación directa con un médico".

En el comunicado se afirma que este sistema no reemplaza "las conversaciones continuas y en persona con el paciente o su familia. Lamentamos no haber respondido a las expectativas del paciente y la familia en este caso y lo utilizaremos para ver cómo podemos mejorar las experiencias de los pacientes que reciben asistencia a través de vídeo".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >