Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos policías muertos y tres heridos en un atentado suicida en El Cairo

El ataque ha tenido lugar en el barrio islámico, cerca de la mezquita de Al Azhar, lugar de referencia para los musulmanes suníes

Atentado en El Cairo
Un persona inspecciona el cadáver de una de las víctimas del atentado suicida de este lunes en El Cairo. EFE

Al menos dos policías egipcios han muerto este lunes y tres más han resultado heridos por la explosión de un artefacto en el barrio islámico de El Cairo, cerca de la histórica mezquita de Al Azhar, lugar de referencia para los musulmanes suníes, según ha informado el Ministerio de Interior. La misma fuente ha indicado en un comunicado que el autor del atentado llevaba consigo una bomba que hizo explotar cuando las fuerzas de seguridad lo rodearon tras perseguirle frente al Hospital Universitario de Al Husein, cerca de la mezquita de Al Azhar, el principal centro de análisis y pensamiento del islam suní, situado en el barrio de Darb al Ahmar.

El comunicado apunta también a que el terrorista es la misma persona que "lanzó una granada" el pasado viernes contra la mezquita de Al Istiqama, también en El Cairo, tras el rezo del mediodía. Todavía se desconoce la identidad del atacante y, hasta el momento, ningún grupo ha asumido la autoría de esta acción suicida. Las fuerzas de seguridad han impuesto un cordón de seguridad en la zona del ataque, que ha ocurrido sobre las nueve de la noche hora local, y que está en una zona turística del centro de El Cairo, frente al famoso zoco de Jan al Jalili.

Egipto está en estado de emergencia desde abril de 2017 como respuesta a una serie de atentados contra unas iglesias en el delta del Nilo. Dos ataques terroristas sucesivos con bomba causaron el 9 de abril de ese año al menos 44 muertos y más de un centenar de heridos en sendas iglesias coptas de Alejandríai y Tanta, en el norte del país, cuando se oficiaba la misa del Domingo de Ramos. El Estado Islámico (ISIS, en sus siglas inglesas) se atribuyó poco después la autoría de los ataques suicidas y amenazo con más atentados. Un día después, el presidente, Abdelfatá al Sisi, ordenó el despliegue militar para proteger centros vitales del país y decretó el estado de emergencia, que todavía no se ha desactivado.

Egipto lleva años combatiendo a un movimiento yihadista que cobró fuerza tras el derrocamiento militar del gobierno del islamista Mohamed Morsi  en 2013. Entre los últimos ataques está el del pasado sábado, cuando el Ejército egipcio aseguró que sus tropas mataron a siete "terroristas" en el norte de la conflictiva península del Sinaí. Las autoridades egipcias no informaron del número de víctimas de ese ataque, pero otros países árabes, al expresar sus condolencias, especificaron que el ataque causó 15 víctimas, entre muertos y heridos. Además, el pasado 5 de enero un oficial murió después de que le explotara un artefacto cuando lo iba a desactivar cerca de una iglesia en El Cairo y dos días antes de la celebración de la Navidad copta. La semana anterior, tres turistas vietnamitas y su guía egipcio perecieron por la explosión de una bomba casera colocada en el trayecto de un autobús de turistas en la zona de las pirámides de Guiza, a las afueras de El Cairo.

Una persona llora tras el atentado de este lunes contra varios policías en El Cairo. ampliar foto
Una persona llora tras el atentado de este lunes contra varios policías en El Cairo. REUTERS
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información