Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El terrorista de Estrasburgo juró lealtad al ISIS en un vídeo grabado antes del atentado

La grabación, datada en noviembre, ha sido hallada en una llave USB durante uno de los registros llevados a cabo tras el ataque

Cherif Chekatt, autor del atentado en Estrasburgo el pasado 11 de diciembre.
Cherif Chekatt, autor del atentado en Estrasburgo el pasado 11 de diciembre. AP

Chérif Chekatt, el musulmán francés de 29 años que mató a cinco personas y dejó 11 heridos tras atacar el 11 de diciembre el mercado navideño de Estrasburgo (Francia), juró fidelidad al Estado Islámico (ISIS, en sus siglas inglesas) antes de cometer el atentado. Los investigadores han encontrado un vídeo que ayudará a precisar el perfil del terrorista y aclarar el debate sobre si era un simple delincuente radicalizado o un auténtico yihadista.

El vídeo apareció en un ordenador de Chekatt, según la primera información, publicada por el semanario Marianne, que cita una fuente próxima de la investigación. Según la publicación, el vídeo se grabó en noviembre. La agencia France Presse, citando fuentes judiciales, ha corroborado este sábado la información pero aseguró que el vídeo se encontró en una llave USB para almacenar documentos informáticos.

Después de cometer el atentado y tras una búsqueda de 48 horas, Chekatt murió por los disparos de la policía el 13 de diciembre. El ISIS reivindicó el atentado por medio de su órgano de propaganda. El ministro francés del Interior, Christophe Castaner, calificó de “totalmente oportunista" la reivindicación y sostuvo que el terrorista era “un hombre que había alimentado el mal en su propio seno”.

Chekatt figuraba en los ficheros S, donde están registrados los sospechosos de amenazar la seguridad del Estado. Las autoridades le vigibaban por su radicalización islamista. Su padre ha declarado que sentía simpatía por el ISIS. A los 29 años, había sido condenado 29 veces por actos de delincuencia común.

Su perfil es similar al de otros terroristas más o menos inspirados por el ISIS pero procedentes del mundo de la delicuencia y sin vínculos logísticos con grupos organizados. El caso incide en un discusión académica que influye en las políticas para afrontar esta forma de terrorismo.

En un artículo en el diario Le Monde publicado tras el atentado, el sociólogo franco-iraní Farhad Khosrokhavar describió a Cherif Chekatt como un “falso yihadista”, más parecido a pistoleros en escuelas de EE UU que a un terrorista islamista clásico. “El caso de Chekatt se corresponde más bien con la desesperación de un individuo que quiere ajustar cuentas con la sociedad y está harto de vivir una vida rota entre la prisión y el mundo exterior", escribe. El islam sería un disfraz superficial para otorgarse una legitimidad.

Otro experto de referencia, Gilles Kepel, replicó en una entrevista en el semanario Le Point la tesis de Khosrokhavar, al considerar que este no toma en cuenta “la realidad de los procesos de radicalización hoy”. “El perfil de Chekatt se parece al de otros numerosos delincuentes que han pasado por la socialización yihadista en prisión”, dice.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información