Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos y el Frente Polisario volverán al diálogo en diciembre en Ginebra

El Consejo de Seguridad presiona para que las partes negocien y renueva seis meses la misión de la ONU en el Sáhara

Miembros del Consejo de Seguridad votan sobre la resolución que prórroga la misión de paz en el Sáhara Occidental, el 31 de octubre en Nueva York.
Miembros del Consejo de Seguridad votan sobre la resolución que prórroga la misión de paz en el Sáhara Occidental, el 31 de octubre en Nueva York. EFE

Representantes del Frente Polisario y de Marruecos se sentarán el próximo 5 y 6 de diciembre en Ginebra en una mesa redonda auspiciada por la ONU en la que también participarán Argelia y Mauritania como países observadores. Las últimas conversaciones entre Marruecos y el Frente Polisario se celebraron en Manhaset (Estados Unidos) hace seis años, en marzo de 2012.

La llegada del actual secretario general de la ONU, António Guterres, y de su enviado para el Sáhara, Horst Köhler, supuso un nuevo impulso a una situación en la que ninguna de las partes ha movido su postura. La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) pide la celebración de un referéndum de autodeterminación mientras Rabat rechaza esa opción y solo está dispuesta a conceder más autonomía a lo que considera sus “Provincias del sur”.

El pasado 31 de octubre, el Consejo de Seguridad prorrogó por seis meses, hasta el próximo abril, el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso). La idea de acortar el plazo de la misión, que se venía renovando cada año hasta el pasado abril, tiene como objetivo presionar a las partes para que entablen negociaciones. La resolución fue aprobada en el máximo órgano de decisión de la ONU por 12 votos a favor y las abstenciones de Rusia, Bolivia y Etiopía. El principal impulsor de acortar el plazo de renovación en seis meses es Estados Unidos, país que se ha propuesto terminar con el status quo del conflicto. Por su parte, tanto Marruecos como su principal defensor en el Consejo de Seguridad, Francia, eran partidarios de extender la renovación a un año.

No obstante, cada parte vio algo positivo en la resolución de las Naciones Unidas. El embajador de Marruecos ante la ONU, Omar Hilale, subrayó en medios locales que, por primera vez una resolución del Consejo de Seguridad ha consagrado a Argelia como “parte principal del proceso político”. Marruecos siempre ha tratado de incluir a Argelia en las negociaciones sobre el Sáhara Occidental y el Frente Polisario siempre vio en ese objetivo un intento de restar legitimidad a la República Árabe Saharaui Democrática.

Sidi Omar, representante del Frente Polisario ante la ONU comentó en conversación telefónica desde Washington: “No esperamos y no pensamos que vaya a salir algún acuerdo concreto el próximo diciembre de Ginebra. Pero si somos capaces de acordar un calendario para el próximo encuentro ya sería un logro en sí. Eso dependerá de los temas y el calendario que propondrá el Enviado Personal, Horst Köhler”.

Omar señala que el alemán Köhler se ha implicado de forma muy activa para que se emprendan negociaciones. “Köhler nos mandó cartas de invitación para la mesa redonda en septiembre. El 2 de octubre aceptó Marruecos y el Frente Polisario lo hizo al día siguiente. Después aceptaron también los dos países vecinos”.

El pasado 9 de noviembre, el rey Mohamed VI emitió un mensaje de diálogo hacia Argelia que sorprendió a muchos marroquíes. “Marruecos está preparado para un diálogo directo y sincero con la hermana Argelia para superar las discrepancias temporales y objetivas que obstaculizan el desarrollo de las relaciones entre los dos países”, declaró el monarca en su discurso con motivo del 43º aniversario de la Marcha Verde, con la que el Sáhara Occidental pasó a manos de Marruecos.

La invitación ni siquiera obtuvo respuesta oficial hasta ayer por parte del Estado argelino. Y la respuesta fue bastante escéptica. El ministerio argelino de Asuntos Exteriores argelino emitió un comunicado en el que apelaba a la Unión del Magreb Árabe (UMA) a que convoque lo antes posible una reunión de ministros de Asuntos Exteriores para proseguir con la reconstrucción de este organismo. La UMA está prácticamente obsoleta desde que en 1989 los jefes de Estado de Argelia, Marruecos, Libia, Túnez y Mauritania, inscribieron su firma para fundar una entidad que tenía como objetivo la libre circulación de capitales, bienes y personas entre los países asociados.

"La respuesta de Argelia", indica una fuente del Frente Polisario, "en realidad viene a decirle a Marruecos: 'Si de verdad quieres dialogar, hagámoslo seriamente y con todos los países de la región magrebí sentados en la mesa".

El Sáhara Occidental era una colonia española hasta que en 1976 se retiró el Ejército español. España cedió un año antes la administración de los territorios a Marruecos y Mauritania, sin contar con el Frente Polisario, movimiento armado que fundó en 1976 la República Árabe Saharaui Democrática. Ese mismo año, decenas de miles de saharauis se exiliaron en unos campamentos cercanos a la localidad argelina de Tinduf. Desde entonces, el Frente Polisario entró en guerra con Mauritania y con Marruecos. Con Mauritania firmó la paz en 1979 y con Marruecos el alto el fuego en 1991, fecha en que fue creada la Minurso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información