Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las intensas lluvias en Michoacán dejan al menos siete muertos y cuatro desaparecidos

Las autoridades estatales han pedido que se declare la emergencia tras desplegar un operativo para auxiliar a las más de 100 familias afectadas

Voluntarios limpian el interior de una vivienda afectada.

Las intensas lluvias en el suroeste del país han puesto al Estado mexicano de Michoacán en estado de alerta. Al menos siete personas, entre ellos tres menores, han perdido la vida y otras cuatro continúan desaparecidas, después de que una fuerte tormenta provocara severas inundaciones, según ha confirmado este martes el área de Protección Civil estatal, quien además ha solicitado que se declarara la emergencia. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha enviado al Ejército para colaborar en la búsqueda de los desaparecidos y en la asistencia de un centenar de familias damnificadas. 

Las intensas precipitaciones que golpearon el municipio de Peribán, un poblado de unos 28.000 habitantes en el oeste de Michoacán dedicado principalmente a la agricultura, se desataron por la tarde del domingo y produjeron el desbordamiento del río Cutio y la represa Parástico. Las fuertes corrientes de agua, lodo y piedra arrasaron al menos una veintena de viviendas, además de coches y árboles y dejaron un centenar de personas evacuadas que debieron ser atendidas en albergues municipales. 

Las precipitaciones estaban previstas, pero no existió ningún aviso que alertara a los vecinos de lo que estaba por venir. "Es una zona montañosa y el agua que venía de la parte alta fue la que atravesó el pueblo y generó esta situación. Los pobladores comentan que ese cauce que pasa por el pueblo tenía más de 30 años sin mostrar alteración. Era un río que llevaba un flujo de agua mínimo y en esta ocasión los tomó por sorpresa", ha dicho a EL PAÍS un portavoz de la Coordinación de Comunicación del Estado de Michoacán. "Se trataba de casas que fueron construidas en zonas de riesgo", ha asegurado respecto a las viviendas arrasadas por la corriente.

Las fuerzas de seguridad iniciaron los operativos de rescate durante la noche y el presidente Peña Nieto solicitó la coordinación del Ejército con las fuerzas locales para desplegar un plan de contingencia. Entre las personas que aún permanecían desaparecidas en la mañana de este lunes se encontraban una bebé de diez meses, tres niños de entre tres y diez años y una adolescente de 17 años. 

"Las acciones de búsqueda de las personas que aún se encuentran desaparecidas ya están en marcha, los víveres y enseres domésticos seguirán llegando a la comunidad en el transcurso de la mañana", ha dicho este lunes el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, a través de su cuenta de Twitter. 

Ante la posibilidad de que siga lloviendo, el gobernador Aureoles ha asegurado que está trabajando para evitar futuros desbordamientos. El Servicio Meteorológico Nacional ha alertado que las tormentas fuertes continuarán durante este lunes tanto en Michoacán como en otros 25 estados, incluido Sinaloa, donde las intensas precipitaciones dejaron la pasada semana un saldo de tres muertos y miles de evacuados.

Daños materiales en Sinaloa y Sonora

Las lluvias también han afectado en los últimos días a los Estados de Sinaloa, donde once municipios se mantienen en emergencia, y de Sonora, donde otros once están en la misma situación. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación ha estimado que tan solo en Sinaloa se han perdido los cultivos agrícolas de cerca de 15.000 hectáreas, mientras que los daños en Sonora se desconocen aún porque no han podido acceder a las tierras afectadas. Las plantaciones que más han sufrido han sido las de hortalizas, sorgo, ajonjolí, maíz, cacahuate, soya, melón y sandía.

Durante los próximos días comenzará el censo donde se detallarán los daños producidos en los dos Estados, con el objetivo de apoyar a los productores agropecuarios afectados. 

Más información