Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pintadas antisemitas en casa de un superviviente de Auschwitz: “Está en el infierno con Hitler”

La policía investiga la aparición de grafitis en la vivienda donde nació Elie Wiesel, en Rumanía

Elie Wiesel
Elie Wiesel, en una imagen de 2015 en Washington. Getty Images

La policía rumana investiga la aparición de pintadas antisemitas en la casa natal de Elie Wiesel, el superviviente de Auschwitz que ganó el premio Nobel de la Paz en 1986, en Sighetu Marmatei, localidad situada en el norte del país. La vivienda amaneció con grafitis la mañana del sábado, según anunció la policía. Fueron rápidamente borrados. Según la fotografía de la fachada publicada por el diario Haaretz, se leía, escrito con pintura rosa, "pedófilo antisemita" o "nazi judío que está en el infierno con Hitler".

Wiesel, una de las voces más importantes en la memoria del Holocausto y la defensa de los derechos humanos, falleció en 2016 en su residencia de Nueva York. Tenía 87 años. Nació en 1928 en Sighetu, una región de Rumanía que en 1940 se anexionó a Hungría. Con 15 años, fue deportado con su familia al campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, donde murieron su madre y su hermana pequeña. 

"Hay una investigación en curso para identificar a los autores de este acto de vandalismo", declaró el sábado a la prensa la portavoz de la Policía local, Florina Metes. Los agentes están revisando las grabaciones de las cámaras de vigilancia para identificar a los responsables de las pintadas, realizadas durante la noche del viernes al sábado.

El Instituto Rumano de Estudios sobre el Holocausto, que lleva el nombre del premio Nobel, señaló que se trata de un "ataque contra la memoria no solo de Elie Wiesel, sino de todas las víctimas de la Shoa". La Embajada de Israel en Rumanía condenó este "acto grotesco antisemita sin precedentes" y expresó su esperanza en que se identifique a los culpables.

Wiesel fue un destacado escritor, periodista, activista de derechos humanos y profesor universitario. Fue elegido miembro de honor de la Academia rumana en 2001 y trabajó para que el Gobierno de Bucarest reconociese el papel que desempeñó su país en el Holocausto, tras haberlo negado durante décadas.

Más información