Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tifón Jongdari amenaza a la zona de Japón devastada por las lluvias en julio

Más de 400 vuelos nacionales han sido cancelados y se han suspendido las conexiones de ferry entre Tokio y las islas vecinas

Peatones cruzando un paso entre lluvia y viento en Tokio, este sábado.
Peatones cruzando un paso entre lluvia y viento en Tokio, este sábado. EFE

El violento tifón Jongdari (alondra en coreano) se dirige hacia Japón, donde se espera que este sábado por la noche o el domingo por la mañana toque tierra sobre una región del oeste del archipiélago que ya se vio duramente afectada por un devastador temporal que causó 200 muertos en el país a principios de julio. El tifón avanza hacia Honshu, la isla principal del archipiélago japonés, con vientos de más de 180 kilómetros por hora, según ha anunciado la agencia nacional de meteorología. Más de 400 vuelos nacionales han sido cancelados y las conexiones de ferry entre Tokio y las islas vecinas se han suspendido debido a las altas olas, según informaciones de los medios japoneses.

A las 21.00 hora local (14.00 hora peninsular española), el centro del tifón se encontraba a unos 60 kilómetros al suroeste de la ciudad de Omaezaki. Las imágenes de televisión están mostrando olas altas que ya se estrellan en las rocas en la costa de Shimoda, al suroeste de Tokio, y aviones que luchan por aterrizar frente a las violentas ráfagas de viento.

Las autoridades han advertido a la población del riesgo de lluvias torrenciales, deslizamientos de tierra, vientos muy violentos y grandes olas y han pedido que se evacuen algunas zonas por precaución. "Queremos que la gente, especialmente en las regiones golpeadas por las lluvias (a principios de julio), esté muy atenta a los consejos de evacuación", ha declarado a la prensa una responsable de la agencia meteorológica, Minako Sakurai.

Avance del tifón Jongdari en una imagen tomada por satélite y distribuida por el Observatorio de la Tierra de la NASA.
Avance del tifón Jongdari en una imagen tomada por satélite y distribuida por el Observatorio de la Tierra de la NASA.

Las inundaciones en Chugoku —ubicada en la zona occidental de Honshu— fueron el peor desastre provocado por un temporal que haya registrado Japón en décadas. Muchos habitantes de las zonas afectadas siguen viviendo en refugios o casas dañadas.

Las autoridades están siendo especialmente cautelosas porque muchas personas se quedaron atrapadas por no cumplir con las órdenes de evacuación, que no son vinculantes en Japón. "Estamos prestando atención a las áreas donde se restauran los bancos de los ríos porque serán las primeras grandes lluvias desde el desastre", dijo un funcionario de la prefectura de Okayama en Chugoku.

Japón se encuentra en temporada de tifones y durante el verano y en otoño también suele ser azotado por fuertes tormentas.

Más información