Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia arde en uno de los incendios más mortíferos en décadas en Europa

Una recopilación de las peores tragedias que ha vivido el continente en los últimos años

Un bombero en Portugal en 2017. En vídeo, Grecia.

Los graves incendios que dejaron al menos 74 muertos y más de 150 heridos este lunes en Grecia se han convertido en unos de los más mortíferos de las últimas décadas en Europa. El país ya sufrió una tragedia de dimensiones parecidas cuando 77 personas perdieron la vida en los más de 3.000 incendios forestales registrados en la península del Peloponeso en 2007. Esta tragedia, junto con la que se declaró en Portugal el año pasado, se coloca entre los más mortíferos del siglo XXI.

Portugal 2017

El fuego se inició en junio de 2017 en la localidad de Pedrógão Grande, en la región de Leiria, situada en el centro de Portugal. Las llamas avanzaron rápidamente a través de las colinas cubiertas de pinos y eucaliptos entre los pueblos de Pedrógão Grande, Figueiro dos Vinhos y Castanheira da Pera. La expansión del fuego hizo que los más de 2.000 efectivos desplazados para las tareas de extinción tardaran más de cuatro días en controlar el 70% de los más de 500 incendios que convirtieron el país en una caldera.

Dos mujeres se cubren la boca con pañuelos mientras en los incendios en Portugal de 2017.
Dos mujeres se cubren la boca con pañuelos mientras en los incendios en Portugal de 2017. AFP

La tragedia se saldó con la muerte de cerca de 70 personas, muchas de las cuales fallecieron atrapadas en sus vehículos mientras trataban de escapar por carretera. Según el relato de los bomberos, las víctimas fallecieron "derretidas" a causa de unas temperaturas de más de 800 grados que se alcanzaron el las zonas afectadas.

La destrucción provocada por el fuego provocó daños y pérdidas que se cifraron en 1.458 millones de euros. Por este motivo, la Unión Europea aprobó el pasado invierno una ayuda de 50,6 millones de euros del Fondo de Solidaridad para recuperar la zona. 

Portugal suele ser el país de Europa con más número de incendios y superficie quemada. De media, los incendios en Portugal son seis veces los de España. Hay años en que más de la mitad de la extensión destruida en toda Europa es portuguesa cuando el país ocupa solo 92.000 kilómetros cuadrados de los 4,4 millones que tiene la UE. De Coímbra a Bragança, la orografía recuerda mucho a Galicia; ambas regiones concentran los incendios de sus respectivos países y comparten el clima, el minifundismo rural y su abandono.

Un bombero se protege del incendio tras unas casas en Pampilhosa da Serra.
Un bombero se protege del incendio tras unas casas en Pampilhosa da Serra. EFE

Portugal ya había sido golpeado en 2003 por gigantescos incendios debido a la ola de calor que arrasó el centro y el sur del país durante semanas y que mató a 20 personas. Casi 425.000 hectáreas fueron arrasadas. Asimismo, en 1966 un incendio en el bosque de Sintra al oeste de Lisboa provocó la muerte de 25 soldados que intentaron en vano combatir las llamas.

Rusia 2015

Un hombre trata de salvar su casa de las llamas en Siberia en 2015.
Un hombre trata de salvar su casa de las llamas en Siberia en 2015. AP

En 2015, 34 personas murieron en unos gigantescos incendios que devastaron a mediados de abril 10.000 kilómetros cuadrados en Siberia (Rusia). Desde Khakassia (sur de Siberia), los incendios que destruyeron 2.000 casas se extendieron a Mongolia y continuaron prácticamente llegando a la frontera con China, según la sección rusa de Greenpeace. Más de 5.000 efectivos participaron en las tareas de extinción.

Cinco años antes, en 2010, la parte occidental del país, enfrentada a una ola de calor y a una sequía sin precedentes, fue devastada por los incendios que mataron a unas 60 personas entre finales de julio y finales de agosto. Acabó calcinando más de un millón de hectáreas de bosques, turberas y matorrales y se incendiaron poblados enteros.

Grecia 2007

Las llamas arden cerca de una vivienda durante los incendios que afectaron a Grecia en 2007.
Las llamas arden cerca de una vivienda durante los incendios que afectaron a Grecia en 2007. EFE

En un precedente de los hechos ocurridos este lunes, al menos 77 personas fallecieron hace algo más de un decenio en Grecia. Era agosto de 2007. Las llamas causaron estragos en 250.000 hectáreas en el Peloponeso (al sur del país) y en la isla de Evia (al noreste de Atenas, la capital del país). Muchas de las víctimas murieron al intentar huir de localidades rodeadas por las llamas, que también amenazaron el sitio arqueológico de la Antigua Olimpia, con más de 2.500 años de historia, y un lugar de fama mundial donde se celebraban los Juegos Olímpicos de la Antigüedad, con su antiguo estadio y el templo dedicado al dios Apolo-Zeus.

En 2012, cinco personas fueron acusadas de ser responsables de estos incendios y condenadas a una sentencia de 10 años de prisión por un tribunal del Peloponeso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información