Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asseel al-Hamad, la primera mujer saudí en la Fórmula 1

En el mismo día en que las saudíes podían ponerse por primera vez al volante, una de ellas realizaba una breve pero simbólica vuelta al circuito de Le Castellet, en Francia

La saudí Aseel Al-Hamad conduce la vuelta de honor en el Gran Premio de Francia el mismo día que las mujeres saudíes pueden ponerse el volante por primera vez el 24 de junio de 2018. En vídeo: Aseel Al-Hamad, primera mujer saudí en la Fórmula 1

No hay más que echar un vistazo a la parrilla de salida de un gran premio de la Fórmula 1 (F1) o a la composición de sus equipos técnicos para constatar que, en lo que a igualdad hombre-mujer se refiere, a este deporte le queda todavía un larguísimo camino por recorrer. Aun así, la F1 quiso hacer un guiño este domingo a las mujeres saudíes y su recién adquirido derecho a conducir. En el mismo día en que las saudíes podían ponerse por primera vez —de forma legal— al volante de un coche, una de ellas, Aseel al-Hamad, realizaba ante las miles de personas que habían acudido a presenciar el primer Gran Premio que se celebra en Francia en diez años una breve pero simbólica vuelta al circuito en un coche de la escudería Renault. 

“No hay otro deporte más ligado a la conducción, así que qué mejor lugar y manera de celebrar este maravilloso día para las saudíes”, dijo a EL PAÍS Al Hamad, que se define como una “gran fan” de la F1. Enfundada en un mono negro y el caso reglamentario, Al-Hamad dio una vuelta al circuito Paul Ricard en Le Castellet, en las afueras de Marsella, con el Lotus Renault E20, el coche con el que el campeón mundial de 2007, Kimi Raikkonen, que ahora corre para Ferrari, ganó el campeonato de Abu Dhabi en noviembre de 2012. A su término, la primera mujer miembro de la Federación de Deportes de Motor Saudí fue recibida en el garaje de la escudería gala con honores de heroína. 

Para la expiloto de rally francesa Michèle Mouton, presidenta de la Comisión de la FIA para Mujeres en el Deporte de la que Aseel Al-Hamad es la primer integrante saudí, esta “allanará el camino para que las mujeres entren de lleno en el mundo del deporte del motor”, dijo en un comunicado. Algo para lo que la empresaria —es la primera mujer que importó Ferraris a Arabia Saudí— no puede ni quiere esperar ni un momento más.

“La Comisión está alentando la participación de mujeres en todos los aspectos de este deporte”, aseveró la menuda pero decidida pionera saudí. Y no piensa solo en su país ni exclusivamente en el todavía muy masculino mundo de la F1. Hay que promover la participación de mujeres “en todo el mundo”, afirmó.