Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pentágono suspende indefinidamente los próximos ejercicios militares con Corea del Sur

EE UU supedita la decisión a que Corea del Norte mantenga "negociaciones productivas" sobre su programa nuclear

El secretario de Defensa, James Mattis, el pasado miércoles
El secretario de Defensa, James Mattis, el pasado miércoles AFP

El Pentágono anunció este viernes la suspensión "indefinida" de los próximos ejercicios militares previstos con Corea del Sur como consecuencia de la reunión del 12 de junio entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el dictador norcoreano, Kim Jong-un. Pero supeditó ese gesto a que Pyongyang mantenga "negociaciones productivas" sobre la rebaja de su programa nuclear, tal como se acordó en el encuentro de Singapur.

La decisión se tomó tras una reunión entre el secretario de Defensa, Jim Mattis, el de Estado, Mike Pompeo, el jefe del Estado Mayor Conjunto, Joe Dunford, y el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton. En la cita hablaron de los "esfuezos para implementar los resultados" de la cumbre de Singapur, según un comunicado del Pentágono.

Sin embargo, Washington amenazó con reactivar los ejercicios si Pyongyang incumple su, por ahora inconcreto, compromiso de acabar con su programa nuclear, con el que hasta hace muy poco amenazaba con atacar a EE UU. "En apoyo a las próximas negociaciones diplomáticas lideradas por el secretario Pompeo, las decisiones adicionales dependerán de que Corea del Norte continúe teniendo negociaciones productivas en buena fe", señala la nota.

El Pentágono ya anunció el lunes la cancelación del ejercicio militar Freedom Guardian con Corea del Sur, previsto para agosto, el cual Trump definió ante Kim como un "juego de guerra provocativo". Este viernes se supo que también quedan cancelados dos entrenamientos marítimos que iban a tener lugar en los próximos tres meses. Sin embargo, no se reveló qué ocurrirá con otras maniobras militares que suelen celebrarse cada mayo. Eso dependerá, presumiblemente, del progreso en las negociaciones diplomáticas con Corea del Norte.

Hasta ahora, EE UU había utilizado los ejercicios militares con Corea del Sur como un arma de fortaleza y disuasión ante el régimen de Kim, que dejaba claro su compromiso con la defensa del Sur y su capacidad bélica ante el Norte. La cumbre de Singapur ha alterado, por ahora, esa ecuación con la esperanza de que cristalice en anuncios concretos y verificables el aparente compromiso de Pyongayng con una desnuclearización completa.

Fe de errores

Una versión inicial de este artículo incluía una fotografía errónea, que mostraba a navíos militares de Estados Unidos y Japón

Más información