Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Declaración conjunta firmada por Trump y Kim en la cumbre de Singapur

El texto destaca el compromiso del líder norcoreano por la desnuclearización completa

Trump y Kim firman una declaración conjunta, este martes en Singapur. En vídeo, la cumbre de Sentosa, en cinco momentos.

Declaración conjunta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) Kim Jong-un, en la cumbre de Singapur. El presidente Trump y el presidente Kim celebraron una primera cumbre histórica en Singapur, el 12 de junio de 2018. Llevaron a cabo un intercambio de opiniones amplio, profundo y sincero sobre las cuestiones relacionadas con el establecimiento de nuevas relaciones entre EE UU y la RPDC y la construcción de un régimen de paz duradero y robusto en el Península Coreana. El presidente Trump se comprometió a brindar garantías de seguridad a la RPDC, y el presidente Kim reafirmó su compromiso firme e inquebrantable de completar la desnuclearización de la península coreana.

Convencido de que el establecimiento de nuevas relaciones contribuirá a la paz y la prosperidad de los coreanos y el mundo, y reconociendo que la construcción de confianza puede promover la desnuclearización de la Península de Corea, el presidente Trump y el presidente Kim declaran los siguiente:

1. Los Estados Unidos y la RPDC se comprometen a establecer nuevas relaciones entre los Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea según el deseo de los pueblos de los dos países por la paz y la prosperidad.

2. Los Estados Unidos y la RPDC se unirán a sus esfuerzos para construir un régimen de paz duradero y estable en la Península de Corea.

3. Reafirmando la Declaración de Panmunjom, del 27 de abril de 2018, la RPDC se compromete a trabajar hacia la desnuclearización completa de la Península Coreana.

4. Los Estados Unidos y la RPDC se comprometen a la recuperación de los POW / MIA (prisioneros de guerra y desaparecidos en acción de combate) restantes, incluida la repatriación inmediata de aquellos ya identificados.

Después de haber reconocido que la cumbre de EE UU-RPDC, la primera en la historia, fue un acto histórico de gran importancia y superando décadas de tensiones y hostilidades entre los dos países y para la apertura de un nuevo futuro, el presidente Trump y el presidente Kim se comprometen a implementar las estipulaciones en esta declaración conjunta completa y de forma inmediata. Los Estados Unidos y la RPDC se comprometen a llevar a cabo negociaciones de seguimiento dirigidas por el el Secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, y un alto cargo relevante de la RPDC, en la fecha más temprana posible, para implementar el resultados de la cumbre.

El presidente Trump y el presidente Kim se han comprometido a cooperar para el desarrollo de nuevas relaciones entre EE UU y la RPDC y para la promoción de la paz, la prosperidad y la seguridad de los coreanos y del mundo.