Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El referéndum irlandés entusiasma a los partidarios del aborto legal en Argentina

La Iglesia católica aumenta la presión en la recta final del debate en el Congreso

Pañuelazo en Buenos Aires a favor del aborto legal, el pasado abril.
Pañuelazo en Buenos Aires a favor del aborto legal, el pasado abril. Télam

Irlanda, uno de los países más católicos de Europa, aprobó el viernes en referéndum la legalización del aborto. La contundente victoria dio la vuelta al mundo pero despertó un interés especial en Argentina, el país del papa Francisco, porque el próximo 13 de junio está previsto que la Cámara de Diputados vote si despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo. Los que están a favor celebraron el resultado irlandés en las redes sociales y se entusiasman con que Argentina siga sus pasos. Los que se oponen optaron mayoritariamente por el silencio y destacan que queda aún un largo camino de debate parlamentario.

"Estamos muy contentas. Hemos visto cómo las mujeres irlandesas lo celebraban y nos solidarizamos con ellas. La victoria en Irlanda pone un límite a la jerarquía de la Iglesia y es una esperanza en la región más católica del mundo, América Latina", dice la titular de Católicas por el Derecho a Decidir, Marta Alanis. A diferencia de Europa, donde casi todos los países tienen leyes que permiten el aborto hasta la semana 12 o 14 de gestación, en América Latina sólo Uruguay y ciudad de México cuentan con normas similares. En el otro extremo, el de la prohibición absoluta, están El Salvador, Honduras, República Dominicana, Haití, Nicaragua y Surinam, mientras que en la mayoría sólo se permite en algunos supuestos. En Argentina el aborto es no punible en caso de violación o por riesgo en la salud de la madre desde 1921.

Alanis, integrante de la campaña a favor de la interrupción voluntaria del embarazo destaca que las mujeres abortan en todo el mundo con independencia de la fe que profesen y es importante que puedan hacerlo de forma segura.

"Es una muestra más de cómo el mundo viene avanzando en el reconocimiento de derechos a las mujeres. Irlanda era uno de los pocos países de Europa donde el aborto era ilegal", señala por teléfono la diputada de izquierdas Victoria Donda, una de las legisladoras que el fin de semana se hicieron eco  de la victoria irlandesa. "Sigue Argentina. #AbortoLegal #AhoraEsCuando", fue uno de los mensajes compartidos por Donda en Twitter.

La legisladora de Libres del Sur subrayó que dos de cada tres habitantes de Irlanda votaron a favor de legalizar el aborto y se mostró convencida de que también será una realidad en breve Argentina. Los números están divididos. Hasta el momento, hay 107 diputados argentinos a favor de cambiar la ley, 111 en contra, 36 indecisos y tres que se abstendrán, según el recuento actualizado de Economía Femini(s)ta.

Desde Unidad ProVida, una plataforma que reúne a más de cien organizaciones en contra del aborto, respondieron que el referéndum de Irlanda "no es un tema que siquiera se analice". Algunos referentes del movimiento, como el periodista Mariano Obarrio y la actriz Amalia Granata, evitaron cualquier referencia al voto irlandés durante el fin de semana, a pesar de mantenerse muy activos en las redes sociales.

Más educación sexual

El debate sobre el aborto ha mostrado una gran división de opiniones en Argentina pero ha generado también un nuevo consenso: falta educación sexual para prevenir embarazos no deseados. Han pasado más de 11 años desde que se aprobó la ley que contemplaba la enseñanza escolar de métodos anticonceptivos y de prevención de enfermedades de transmisión sexual, pero la opinión generalizada es que la norma no se ha cumplido o lo ha hecho de forma deficiente.

"Nadie discute ahora la necesidad de educación sexual, es un reclamo hasta de sectores que antes se oponían", señala la diputada Victoria Donda, partidaria del aborto legal. "Cuando un programa no funciona, el Estado tiene la obligación de ver cómo hacerlo funcionar", dice su colega Graciela Burgos, quien se opone al aborto. Para Burgos, "en las escuelas la educación sexual tendría que haber sido tomada desde un primer momento", y considera "retrógrado" pensar que al hablar de estos temas con los adolescentes se incentiva que tengan relaciones sexuales antes.

"La verdad es que no sé si tendrá una repercusión acá el referéndum de Irlanda, puede ser que sí teniendo en cuenta la evolución en ese país. En 1983 fue todo lo contrario a los porcentajes de ahora cuando se votó una enmienda en defensa de la vida", responde Graciela Burgos, una de las diputadas que ha adelantado que votará en contra. Burgos, legisladora de la coalición gubernamental, subraya que "lo importante es que la Argentina se decidió a hablar de este tema que estuvo oculto mucho tiempo" y cree que el debate ha permitido derribar mitos.

La Iglesia ha aumentado la presión en los últimos días para evitar que Argentina legalice el aborto. "La defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada", dijo el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, en la misa celebrada el pasado viernes con motivo de la fiesta patria argentina a la que asistió el presidente, Mauricio Macri.

Un mes atrás, la Conferencia episcopal argentina también se posicionó en contra del aborto, pero hizo autocrítica: "Tanto la Iglesia como la sociedad no hemos hecho lo suficiente al respecto y tampoco hemos acompañado de la mejor manera a las mujeres que han abortado en medio de sufrimientos y límites, y padecen en soledad las consecuencias de esta decisión". A falta de dos semanas para la votación, los indecisos decantarán la balanza.

Una niña de once años, violada y embarazada

Pañuelazo a favor del aborto legal este lunes en Mendoza.
Pañuelazo a favor del aborto legal este lunes en Mendoza.

Argentina volvió a conmocionarse hoy por el caso de una niña de once años violada por su padrastro y embarazada por él en la provincia de Mendoza, donde no rige el protocolo para abortos no punibles. Hace menos de una semana se conoció que una niña de diez años también había sido abusada y embarazada por su padrastro en Salta. Esta provincia adhirió al protocolo de aborto no punible tras derogar una norma que restringía los derechos de las víctimas de violación. Este lunes, decenas de mujeres realizaron un pañuelazo para exigir al gobierno mendocino que haga lo mismo.

Más información