Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ISIS asume el asesinato de cinco guardias en una cárcel indonesia de alta seguridad

La policía resta credibilidad a los vínculos entre los amotinados y el grupo terrorista

Agentes de policía de Indonesia a las afueras de la cárcel de máxima seguridad en Depok, este 8 de mayo. rn
Agentes de policía de Indonesia a las afueras de la cárcel de máxima seguridad en Depok, este 8 de mayo. AFP

El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha asumido la asesinato de cinco policías en una cárcel de alta seguridad a las afueras de Yakarta —la capital de Indonesia—durante un motín que empezó este martes y que ha dejado al menos seis muertos. La policía del país ha restado credibilidad a los vínculos entre los amotinados y el grupo terrorista y ha asegurado que las seis personas que perdieron la vida —cinco guardias y un reo—murieron durante los enfrentamientos entre agentes de seguridad y presos islamistas. 

Los altercados comenzaron en la noche de este martes cuando los guardias de la prisión situada en el cuartel general de la Brigada Móvil de la Policía en la ciudad de Depok rehusaron entregar a un reo alimentos que había traído su familia. El prisionero alentó entonces a otros a sublevarse y consiguieron acceder a una de las armerías de los guardias, según ha indicado el portavoz de la Policía Nacional, Muhamad Iqbal, en una rueda de prensa este miércoles. El portavoz desmiente que el ISIS esté detrás del motín y ha asegurado que la razón eran "las quejas sobre la comida". 

El motín empezó en la sección de la cárcel reservada a presuntos terroristas y condenados por terrorismo, según ha informado el portavoz. El centro carcelario aloja a más de 160 prisioneros y según ha recogido The New York Times, la mayoría de los condenados por terrorismo tienen vínculos con el ISIS. 

"De nuestros cinco compañeros oficiales fallecidos, la mayoría fueron asesinados por cortes en la garganta", ha dicho el portavoz de la Policía, según ha recogido el diario local The Jakarta PostLa Policía asegura que la situación está bajo control, pero aún mantiene un cerco de 100 metros alrededor del centro carcelario. Además, las autoridades del país han pedido a la gente que no confíe en las imágenes difundidas por Amaq News —la agencia de noticias vinculada al grupo terrorista—en las redes sociales que muestran cerca de una decena de presos enarbolando banderas con el símbolo del ISIS y las supuestas armas de los oficiales que lograron tomar por la fuerza. 

Las fugas y los motines carcelarios son comunes en Indonesia. El pasado mes de noviembre, varios de los detenidos acusados por terrorismo se enfrentaron con guardias de seguridad durante una inspección por contrabando. Según el New York Times, tomaron fotografías y grabaron vídeos de sí mismos con banderas del ISIS. El exgobernador de Yakarta, Basuki Tjahaja Purnama, condenado el año pasado a dos años de prisión por blasfemia, se encuentra en la misma prisión, pero en otro bloque y su círculo cercano ha asegurado a la prensa local que se encuentra a salvo.

Más información